Cómo optimizar los enlaces internos en SEO

Rubén Martínez

Escrito por Rubén Martínez

Enlaces internos vs enlaces externos

Por lo general, tendemos a dedicar mucho más tiempo a la estrategia de enlaces externos o backlinks, relegando a un segundo plano la optimización de los enlaces internos. Sin duda los backlinks son importantes para mejorar la popularidad del sitio, sin embargo, no debemos por ello pensar que éstos son los únicos enlaces que deberemos estudiar y optimizar.

Arquitectura de la información

La optimización de la arquitectura de la información se centra en la potenciación de las páginas más relevantes del sitio y en la creación de una red de navegación que fomente la mejor experiencia del usuario. Esto se crea sencillamente mediante enlaces internos, con los que conectamos los nodos (páginas) relacionados y situamos cada uno en un nivel distinto de la navegación dependiendo de su importancia.

Enlazado internoPor ejemplo, cuando colocamos un menú principal en la cabecera de nuestra web, estamos destacando sobre el resto las páginas que situamos en él. ¿Por qué? Pues porque estamos creando enlaces hacia esas páginas desde todas las partes del sitio. Así pues, la cantidad de enlaces hacia una página concreta desde otras, indicará una mayor relevancia de la página de destino.

No solo esto, sino que además, la forma en que enlacemos las páginas de nuestro sitio influirá directamente en su indexación. Recientemente, desde Google se afirmó que se había comenzado a rastrear los enlaces creados con JavaScript, no obstante, nuestra recomendación sigue siendo generar un enlace HTML si queremos estar seguros de que las arañas rastrean e indexan la página destino.

Clústers de contenido

Un clúster de contenido es una red de páginas conectadas entre sí mediante enlaces, cuyo contenido trata sobre temas relacionados. Sirven para potenciar distintas palabras clave alrededor de una materia concreta. Un usuario que navega por un clúster, podrá obtener información sobre diferentes cuestiones que conciernen a un tema principal simplemente navegando a través de los enlaces.

Un clúster de contenido es una red de páginas conectadas entre sí mediante enlaces 🔗 cuyo contenido trata sobre temas relacionados Clic para tuitear

Supongamos que vamos realizar un viaje al extranjero. En este caso, nos interesarán varias cosas, como qué temperatura hace en ese país, qué ciudades se pueden visitar, qué moneda se utiliza, qué idioma se habla, cuál es la gastronomía, dónde se encuentran los principales monumentos o cómo llegar del aeropuerto a la ciudad. Sin duda es una oportunidad para crear diferentes páginas que satisfagan por separado cada una de las dudas del usuario y enlazarlas entre sí.

En cada una de estas páginas trataremos un tema concreto y responderemos ampliamente a una duda del usuario y a las cuestiones derivadas. Mencionando temas adyacentes a la cuestión principal, daremos pie a la creación de enlaces hacia páginas complementarias que también puedan resultar interesantes, creando así una continuidad narrativa e invitando al usuario a seguir informándose sobre su futuro viaje.

Enlaces hacia cluster de contenido

Pongamos como ejemplo que vamos a viajar a Georgia y todavía no hemos decidido la fecha. Es probable que comencemos leyendo acerca de cuál es el clima del lugar, lo cual nos ayudará a saber cuándo es más conveniente viajar. Si mientras leemos, encontramos un enlace hacia otra página en la que se nos explica cuándo y dónde se celebran los principales festejos, lo más seguro es, no solo que continuemos leyendo, sino que empecemos a tomar el sitio web como referencia para futuras consultas.

Anchor text

Estos enlaces se deberán crear respetando algunas reglas básicas como la optimización del texto de ancla, haciéndolo coincidir en lo posible con términos relacionados con las páginas de destino. Es decir, si ponemos un enlace hacia una página que trata sobre cómo preparar cebolla caramelizada, lo más óptimo es que el anchor text sea “cómo preparar cebolla caramelizada” y no “esta página” o “haz clic aquí”.

✅ La optimización de la arquitectura se centra en la potenciación de las páginas más relevantes del sitio y en la creación de una red de navegación que fomente la mejor experiencia del usuario Clic para tuitear

Indexación

Optimizar los enlaces internos de nuestra web no solo es bueno en lo que se refiere a continuidad narrativa, sino que es vital para la indexación hasta tal punto que una página no enlazada, no llegaría nunca a ser rastreada por las arañas de Google y por tanto quedaría fuera de la indexación.

Si queremos indexar una página nueva en nuestro sitio, ésta tendrá más probabilidades de indexarse pronto si se enlaza en las primeras fases de la navegación empezando por la home. Esto quiere decir que si colocamos un enlace hacia esta página en el above the fold de la página principal, se indexará antes que si lo colocamos al final del texto en una página interna cuyo contenido es estático.

Indexación de contenidoEl número de enlaces que recibe una página es un indicativo de su autoridad dentro del sitio. Cuando insertamos un enlace en el logotipo de nuestra web hacia la página principal, estamos diciendo que esta página es la más importante y por ello debe estar enlazada en la cabecera, de modo que sea accesible desde todas las partes de la web.

Conversión

En una arquitectura jerárquica, dispondremos los distintos niveles de navegación a partir de la home dependiendo de la importancia de cada tipo de página.

Por ejemplo, en un ecommerce, es habitual encontrar en el primer nivel la home, en segundo nivel las categorías y en tercer nivel los productos. Esto no significa que las fichas de producto sean lo menos importante, sino que estamos creando mediante enlaces una navegación secuencial que ayude al usuario a encontrar en el menor tiempo posible el producto que necesita y por tanto necesitará dedicar también menos tiempo a realizar la conversión.

Follow vs nofollow

Los enlaces internos por lo general serán de tipo follow, salvo aquellos que conduzcan hacia páginas que no deban indexarse, como un carrito o aquellas que pertenezcan al área privada. Un enlace follow hacia una página no indexable, podría provocar que dicha página terminara indexándose aunque se le hayan impuesto bloqueos en el HTML o en el archivo robots.txt. En artículos anteriores os comentábamos cómo hacer un uso correcto del follow y el nofollow.

Enlaces rotos

Los enlaces rotos son enlaces hacia páginas que ya no existen. Estos enlaces no perjudican directamente al posicionamiento de la URL que los contiene, sin embargo, producen malas experiencias en el usuario que debemos evitar en lo posible. Por ello, es recomendable que ninguna página indexada contenga enlaces rotos, bien eliminándolos o bien mediante redirecciones 301 en casos específicos, como fichas de productos que ya no se fabrican y para las que existe un artículo similar al que podemos redirigir. Detectar estos enlaces es fácil haciendo uso de cualquier herramienta de rastreo, como Screaming Frog o Ryte.

Después de leer este artículo, ¿consideráis que tenéis optimizada la estrategia de enlaces internos de vuestro sitio web? ¡Animaos y comentadnos vuestras dudas y experiencias!

Rubén Martínez
Autor: Rubén Martínez

Únete a la conversación

2 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    1. Buenas Guillermo. Me alegro un montón de que te haya gustado nuestro blog. ¡Muchas gracias por tu comentario!