Porqué alojar tu blog en un subdirectorio (y no en un subdominio)

Maria S.

Escrito por Maria S.

dónde alojar el blogEn varias ocasiones hemos hablado de las ventajas de tener un blog para conseguir una comunicación más humana por parte de la empresa. Sin embargo, una vez estamos decididos a lanzar un blog en nuestra web, conocedores de las grandes ventajas que tiene esta estrategia, nos surge una duda: «¿debería alojar el blog en un subdominio o en un subdirectorio?». En la red han corrido ríos de tinta, o mejor dicho de Kbs, con argumentos a favor y en contra de cada una de las opciones. En esta ocasión desde Human Level vamos a explicaros los motivos por los que consideramos que, en términos SEO, es mejor alojar el blog en una carpeta.

 

¿Qué es un subdominio y qué es un subdirectorio o carpeta?

Antes de exponer los argumentos a favor y en contra de cada solución, vamos a aclarar algunos conceptos para saber exactamente de qué estamos hablando:

  • Dominio: un dominio raíz es el nombre que registras con una extensión TLD, por ejemplo humanlevel.com.
  • Subdominio: los subdominios se crean de forma gratuita en base la raíz de un dominio, por ejemplo blog.humanlevel.com.
  • Subdirectorio: los subdirectorios se crean como carpetas anidadas en la dirección principal del dominio, por ejemplo humanlevel.com/blog/.

Para Google los subdominios funcionan como si fuesen dominios independientes a efectos de posicionamiento, por lo que la estrategia SEO debería ejecutarse de forma separada. El dominio raíz ni se beneficia ni se perjudica del SEO del subdominio.

De hecho, un subdominio podría estar alojado en un servidor distinto al del dominio principal. Como veremos más adelante, esta es la principal ventaja de alojar el blog en el subdominio ya que permite un mayor control de la seguridad.

Ventajas de alojar el blog en un subdirectorio

Si nos ceñimos a criterios SEO, encontramos muchas ventajas en alojar el blog en una carpeta o subdirectorio. Vamos a enumerar cada una de éstas y a explicar los beneficios de seguir este camino.

Aumentar el número de páginas de la web:

Blog en una carpetaPara sitios web pequeños o medianos alojar el blog en una carpeta permite que el sitio tenga muchas más páginas de las que tendría si separáramos este contenido en un subdominio.

Pongamos el caso de una web de un profesional liberal como podría ser un psicólogo o un abogado. Estas webs normalmente no son muy grandes, pues cuentan con un número reducido de páginas que rara vez supera el centenar (la home, la página de contacto, una página «sobre mí» y un puñado de páginas de servicios). Si en el blog se está publicando de forma regular, por ejemplo un post a la semana, en un año tendremos 48 nuevas URLs (más las páginas de categorías y/o etiquetas) que formarán parte del sitio web principal y harán que este tenga más peso.

Páginas con contenido de calidad:

En sitios web con muchos listados, como por ejemplo un directorio, nos encontramos con una gran cantidad de thin content o contenido que aporta poco o ningún valor (en palabras del propio Matt Cuts). En su mayoría tendremos páginas que están constituidas a base de listados de enlaces. En este tipo de webs el blog puede ser una muy buena manera de mejorar la calidad general del sitio con páginas con mucho contenido original y de valor.

Autoridad y antigüedad del dominio:

El blog integrado en una carpeta aprovecha la autoridad ganada por el dominio a lo largo del tiempo, y las nuevas URLs del blog se benefician de la fuerza del domino del que dependen. En la mayoría de los casos nos encontraremos con un panorama en el que la web principal será más fuerte, dado su trayectoria, por lo que en estos casos será más interesante crear el blog en una carpeta que reciba esas métricas positivas, que en un subdominio en el que partamos de cero.

Al utilizar carpetas que al forman parte del sitio, la transmisión de la autoridad se realiza de forma automática.

Encontraréis artículos que defienden la idea de que los subdominios también se benefician de la autoridad del dominio raíz. En ocasiones esto es así, pero no sucede siempre, como apunta Rand Fishkin en el blog de Moz.

Mejora de la relevancia:

Posts relacionados para mejorar la relevancia

Por otro lado, el blog puede servirnos para crear contenidos enfocados a trabajar términos long tail, que no solamente servirán para posicionar por sí mismos, sino que también darán mayor relevancia a las páginas corporativas relacionados temáticamente con estos artículos. En este sentido será importante realizar un correcto interenlazado entre estos contenidos:

  • Al final de las páginas corporativas se pueden listar los últimos posts relacionados con el tema (cosa que, de paso, mantiene «fresco» el contenido de unas páginas que normalmente serían estáticas).
  • Dentro del contenido de los artículos incluiremos enlaces con anchor text relevantes que apunten a las páginas corporativas.

Así estaremos reforzando el cluster de contenidos vinculados a las distintas áreas temática de los productos o servicios.

Le estamos diciendo a Google que la página coorporativa X es relevante puesto que aparece enlazada desde otras URLs con anchor text coincidentes con las palabras clave.

Mejora de la popularidad:

Además, debemos tener en cuenta que es mucho más probable que recibamos enlaces externos a páginas de artículos del blog que a páginas de una ficha de producto o de un servicio. Por esa razón el blog, si sigue una buena estrategia de marketing de contenidos, puede ser una muy buena fuente de enlaces naturales. Al publicar artículos ricos en contenido, de muy buena calidad y útiles para los usuarios, empezaremos a recibir enlaces externos y menciones en las redes sociales.

Los artículos del blog reciben enlaces naturales más fácilmente que las páginas comerciales.

¿Vale la pena migrar el blog de un subdominio a una carpeta?

migración webPara responder a esta pregunta lo primero que deberíamos hacer es preguntarnos, ¿por qué estamos escribiendo en un blog?, ¿cuál es su función?

La mayoría de los blogs corporativos se usan como herramienta de inbound marketing. En lineas muy generales, podríamos simplificar esta estrategia de la siguiente forma:

  1. El blog sirve para atraer tráfico a la web.
  2. Funciona como una herramienta de reputación, y a través de artículos de calidad nos presenta como una autoridad en nuestro sector.
  3. Parte del tráfico que llega al blog puede acabar realizando una conversión, sea ésta una solicitud de contacto, una venta u otra.

En estos casos la función del blog está supeditada a la función principal de la web. Es decir, el blog no tiene sentido por sí mismo, sino que trabaja para beneficiar al sitio principal. Por tanto, no tendría sentido alojarlo en un subdominio pues no precisa de esa separación, y en cambio como hemos expuesto sí podría favorecer a la web principal en términos de posicionamiento natural.

Si queremos que nuestro sitio web se beneficie en términos SEO del trabajo del blog, debería estar en un subdirectorio, y si está en un subdominio, quizá valdría la pena migrarlo.

Excepciones: cuándo valdría la pena tener el blog en un subdominio

blog en un subdominioNo obstante, como casi todo en marketing online, siempre nos encontramos con excepciones, por lo que lo más adecuado es analizar cada caso en detalle. Por ello, también queremos explicar algunas de las circunstancias en las que podríamos decantarnos por crear o mantener el blog en un subdominio:

  • El blog ya funciona en un subdominio, y atrae mucho tráfico: toda migración, aunque se  haga bien, puede comportar un descenso del posicionamiento natural temporal y por tanto, del tráfico orgánico. Por ello, si el blog ya funciona, y funciona bien (atrae tráfico y conseguimos derivarlo a la web principal), puede que nos valga la pena dejarlo como está.
  • Temáticamente el blog se distancia mucho del contenido de la web: en ocasiones encontramos estrategias de contenidos que se distancian mucho del tema principal de la web corporativa. Sin entrar a valorar este tipo de estrategias, lo cierto es que incluir este tipo de artículos bajo el dominio principal puede dispersar el contenido de la web. Si antes exponíamos que los contenidos del blog pueden reforzar la relevancia del sitio principal, tratar temas muy dispares puede hacer que se diluya esa relevancia, puesto que Google ya no nos ve como una autoridad en X tema, sino como un portal en el que hablemos de X, de Z y de Y.

Un subdominio podría ser una buena solución si queremos alojar contenido que sea completamente diferente al del sitio web prinicpal.

¿Por qué antes se recomendaba tener el blog en un subdominio?

Muchos me diréis «Sí, pero yo he escuchado que es mejor tener el blog en un subdominio». Bueno, hay un par de razones por las que se solía recomendar alojar el blog en un subdominio (y digo «solía», porque se recomendaba sobre todo en el pasado). Una de las razones está desfasada, y la otra todavía tiene validez como uno de los puntos a considerar:

  • El blog como fuente de enlaces: hace unos años el blog se alojaba en un subdominio con la intención de «enchufar» muchos enlaces hacía la web principal, y así mejorar la popularidad. Esto ya no funciona, pues, aunque Google valora los enlaces, no tiene tan en cuenta la cantidad de enlaces que provienen desde un único dominio, sino la variedad de procedencias de los enlaces. El valor de los enlaces desde un mismo dominio es decreciente: Google le dará un valor determinado al primer enlace, pero a partir de ahí no será tan determinante si se trata de un único enlace o de 1.000.
  • El blog alojado en otro servidor, por seguridad: como ya hemos apuntado, esta es la principal ventaja de usar un subdominio. Alojar el blog en un subdominio permite tenerlo en otro servidor, y por tanto si éste sufre alguna vulneración de seguridad, la web, alojada en otro servidor distinto no se vería afectada.

Como vemos, una de las razones no es nada significativa para determinar alojar el blog en un subdominio, y la otra, aunque es correcta, podría no tener peso por sí sola. Aunque la seguridad es un criterio importante a la hora de valorar dónde alojar el blog, deberemos sopesar todos los puntos en su conjunto, incluidas las ventajas SEO que hemos expuesto, y determinar que nos compensa más en función de nuestras prioridades.

En términos generales solemos recomendar alojar el blog en un subdirectorio dado su impacto positivo en la estrategia SEO, aunque siempre es conveniente estudiar las circunstancias particulares de cada caso.

Maria S.
Autor: Maria S.
Consultora de posicionamiento web en la agencia de marketing online Human Level, es experta en posicionamiento y marketing de contenidos.

Únete a la conversación

6 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Buenas tardes,

    Al final del texto decís: «En términos generales solemos recomendar alojar el blog en un SUBDOMINIO dado su impacto positivo en la estrategia SEO, aunque siempre es conveniente estudiar las circunstancias particulares de cada caso.»

    Creo que os referíais a un SUBDIRECTORIO o CARPETA

    Gracias por el post

    Saludos

    1. Toda la razón. Menos que tras leer el post completo se entiende que fue un error… Gracias por el aviso 😉 ¡Ya está corregido!

  2. Buenísimo! muchas gracias por la aclaración. Para mi caso estará bien entonces poner el blog en una subcarpeta y no es un subdominio como lo tenía pensando en un principio.
    Saludos 🙂

  3. Gracias por la publicación de su artículo, me ha servido mucho. Solo tengo una pregunta. ¿En caso que el sitio este en dos idiomas; ingles en la raíz y español en una subcarpeta (es), al migrar el blog (que está en los dos idiomas) tendría que crear una sub carpeta para blog en la raíz y otra sub carpeta blog dentro de la sub carpeta es?
    Ejemplo:
    http://www.dominio.com/blog/post.php (en inglés)
    http://www.dominio.com/es/blog/post.php (en español)
    Agradezco su pronta respuesta; ¡Muchas Gracias!

  4. Hola:

    Enhorabuena Maria, me encanta el artículo, nuestra empresa tiene estructurada su página así desde el comienzo, con una serie de páginas corporativas y el blog de la misma temática en una carpeta y notamos una mejora de relevancia y autoridad mutua. Añadiría que ambas partes se benefician de una mejora en la velocidad y desempeño. Un saludo: Huberto.