Keyword stuffing

¿Qué es el keyword stuffing?

El keyword stuffing es una técnica SEO hoy en día obsoleta que consiste en el uso excesivo de una palabra clave dentro de una misma página web con el fin de mejorar el posicionamiento y la relevancia de la misma para un determinado término.

¿Por qué se ha quedado obsoleta esta técnica SEO? Porque si bien hace muchos años era una práctica muy extendida, los buscadores han tomado las medidas necesarias para frenarla y empezaron a centrarse más en otros aspectos de los sitios web para determinar cuán relevante e informativo era su contenido para el usuario, en lugar de la cantidad de veces que una palabra clave con un alto potencial de búsqueda aparecía en el contenido de una página.

Keyword stuffing
Ejemplo de keyword stuffing en una captura de 2006.

El keyword stuffing no sólo se refiere al uso abusivo de una palabra clave dentro del contenido, pues se extiende también a los enlaces y su anchor text, al código fuente, a los campos SEO como el title o la description… Cuando las meta keywords eran todavía relevantes para el posicionamiento, era muy frecuente encontrarse casos de keyword stuffing allí también. Ídem para cualquier otro elemento –visible o no– donde tuviera cabida incluir el término objetivo de posicionamiento como textos alternativos (atributo alt) de imágenes o contenido dentro de etiquetas noscript.

Los peligros de incurrir en keyword stuffing

En la actualidad, esta práctica no se ha erradicado, pero sí es cierto que los «optimizadores» se han apaciguado con el uso indiscriminado de keywords, debido a su patente futilidad, especialmente cuando todo el esfuerzo de optimización se centra en aumentar la densidad de palabras clave dentro de un único contenido, o en conseguir la mayor cantidad de enlaces con textos de anclaje enfocados a un número muy reducido de keywords.

No sólo son prácticas ineficaces, sino que además pueden conllevar penalización por parte de Google y su algoritmo Panda, si éste considera que nuestro empleo de un mismo término es desmesurado.

Cómo evitarlo

Aunque hay herramientas con las que podemos medir la densidad de palabra clave, es decir, la relación existente entre el número total de palabras de un texto y las veces que se repite un término en concreto, a la hora de redactar el contenido, es importante que, ante todo, suene natural, sea coherente y esté correctamente estructurado, para propiciar una lectura fácil y agradable. Debemos apostar por la riqueza de vocabulario, por lo que optar por el uso de sinónimos, reformulaciones, expresiones análogas, etc. es el camino a seguir para evitar caer en el keyword stuffing.

No obstante, tampoco debemos obsesionarnos con las veces que incluimos una palabra clave en un texto. Si la redacción lo pide, y vemos necesario volver a mencionar el mismo concepto, no tenemos por qué reprimirnos y rompernos la cabeza intentando encontrar una forma diferente de decir algo. Es importante recordar que la redacción ha de ser fluida, por lo que encontrar el punto perfecto de ser elocuente e informativo sin ser repetitivo es la clave.

En el caso de optimización de los textos de anclaje –otra gran víctima del keyword stuffing– lo ideal es optar por otro tipo de expresiones y combinaciones más neutras. Por ejemplo, en lugar de enlazar nuestro interesantísimo artículo sobre la tecnología Blockchain desde el anchor text «blockchain», ¿por qué no hacerlo del siguiente modo?:

Si quieres saber más acerca de la tecnología Blockchain, te invitamos a leer este artículo

Donde «este artículo» sería el texto elegido para incluir el enlace.

Referencias adicionales:

    Contenidos
    Autor: Contenidos

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *