Prácticas SEO obsoletas que no deberíamos implementar

El panorama del SEO y posicionamiento en buscadores cambia con una frecuencia desenfrenada, y como profesionales del sector tenemos que estar siempre pendientes de los constantes cambios en los algoritmos de Google, así como de todas las novedades, tendencias y descubrimientos en el mundo del marketing digital que comparten de manera desinteresada otros expertos en la materia.

A día de hoy todavía nos encontramos con casos de sitios web que continúan utilizando prácticas SEO on-page y off-page que se han quedado completamente obsoletas, algunas de ellas de manera más reciente, y otras que tienen cero relevancia desde hace ya algunos años. En este artículo vamos a intentar recopilar las más importantes, para que nuestros lectores no inviertan esfuerzos innecesarios en realizar optimizaciones que no van a traer ningún tipo de beneficio a sus proyectos –en el mejor de los casos– o que incluso podrían perjudicarles.

1. Uso de las meta keywords

Empezamos con el uso del elemento meta keywords, que podríamos decir que pertenece ya al equivalente de la edad de piedra del SEO. Y sin embargo, todavía es un elemento que nos encontramos en el código de algunos sitios web. Desconocemos el porqué de semejante nivel de apego a esta técnica. Quizá sea por desconocimiento, o por pereza de tener que ocuparse de eliminarlo. Lo cierto es que vamos a dejar claro que no nos estamos haciendo ningún favor utilizando las meta keywords en nuestro portal. ¿Los motivos?

  • Google no las tiene en cuenta en su cálculo de la relevancia de un sitio web desde hace años.
  • Delatamos a la competencia los objetivos de nuestra estrategia SEO.
  • Tenemos elementos en nuestro código que no sirven absolutamente para nada más que ocupar espacio.
  • Y además, si nuestro sitio web cuenta con un número muy elevado de meta keywords dentro de su código, podría ser hasta perjudicial para nuestro posicionamiento, debido a que estaríamos incurriendo en la práctica del keyword stuffing, que veremos más adelante en el artículo.
Tener un número muy elevado de meta keywords en el código podría ser incluso perjudicial para nuestro #Posicionamiento, debido a que estaríamos incurriendo en la práctica del keyword stuffing. Clic para tuitear

2. Anchor text de los enlaces sobreoptimizados con palabras clave

Técnica penalizada por Google. Esto afecta especialmente a los enlaces entrantes o backlinks, aunque si nos pasamos incluyendo palabras clave en los textos de anclaje de los enlaces internos, tampoco nos va a traer resultados positivos. Por supuesto un buen interenlazado interno es necesario, pero utilizar de manera reiterada las mismas palabras clave en los anchor text en un número elevado de enlaces está visto como un intento de manipulación con el único fin de obtener buenos resultados en los rankings, y por tanto, una práctica no natural, tanto si lo hacemos en enlaces entrantes, como en los internos. Tampoco es correcto utilizar el mismo anchor text una y otra vez para el mismo enlace en un alto número de páginas.

Utilizar reiteradamente las mismas palabras clave en los anchor text en un número elevado de enlaces está visto como un intento de manipulación para obtener buenos resultados en los rankings. Clic para tuitear

Siempre debemos evitar este tipo de optimizaciones en nuestro sitio. Recuerda que el objetivo que Google siempre quiere que tengas en mente con tu contenido es de aportar valor a los usuarios, ante todo. De lo contrario, considerará que no te mereces aparecer entre los resultados más altos.

3. Cantidad de backlinks > calidad de backlinks

Esta consideración es un gran error, y si todavía pensamos de esta forma, debemos «cambiar nuestro chip» cuanto antes.

Porque obtengamos un mayor número de enlaces entrantes, no vamos a conseguir un nivel de popularidad más alto con nuestro sitio web. Es más, se trata de una técnica altamente penalizada por Google, con consecuencias que pueden ser muy negativas para el posicionamiento de un sitio web.

Si bien es cierto que hace muchos años esta práctica SEO funcionaba muy bien y era muy extendida en la red, en 2005 la actualización Google Jagger comenzó a devaluar enlaces de baja calidad, como los procedentes de granjas de enlaces y/o comprados. En 2012 el algoritmo de Google Penguin le puso fin de manera tajante, dada la desmesurada cantidad de enlaces spam que se estaban generando en pos de conseguir mejores posiciones en los resultados, mediante directorios, comentarios en foros, publicaciones de blogs, enlaces recíprocos…

A lo que tenemos que prestar nuestra atención en la consecución de enlaces de referencia hoy en día es a que éstos se obtengan de una forma lo más natural posible, sean de calidad, crezcan a un ritmo adecuado y lleguen desde fuentes fiables y relacionadas con nuestro propio contenido.

Para conseguir backlinks de la forma más natural posible éstos deben ser de calidad, crecer a un ritmo adecuado y llegar desde fuentes fiables y relacionadas con nuestro contenido. Clic para tuitear

Y si creemos que contamos con enlaces que podrían ser perjudiciales, conviene depurarlos cuanto antes mediante la herramienta Google Disavow Links Tool, o contactando directamente con los propietarios de los sitios que nos los otorgan solicitando su eliminación o corrección.

4. Keyword stuffing

Esta práctica se desacreditó con la llegada de la actualización del algoritmo Google Panda en el año 2011, y con razón. Consistía en la utilización de un mismo término (o uno muy similar) una y otra vez en el contenido de una página, consiguiendo una alta densidad de palabra clave en el texto, tuviera sentido o no. Por ejemplo:

Ejemplo de keyword stuffing

Absurdo, ¿verdad?

Hoy en día Google apuesta por que el contenido publicado sea mucho más natural y fluido, para que prestemos mayor atención a una redacción correcta, estructurada, coherente y que incite a la lectura, relegando el uso de las palabras clave a un segundo lugar.

Además de usar palabras clave de forma más contenida, se recomienda aprovechar el uso de sinónimos, polisémicos, abreviaturas, etc., consolidándose así la tendencia de SEO semántico.

El llamado keyword stuffing tampoco está bien visto en el title, ni en la meta description, a pesar de que ésta última ya hace bastante tiempo que no se utiliza en el cálculo de la relevancia de un sitio.

Keyword stuffing en el title y la meta description

En general, se trata de una práctica que no nos da buena imagen, y no incita al usuario a hacer clic, que es nuestro objetivo final, por lo que una redacción natural de cualquier tipo de texto para nuestro sitio web se hace imprescindible.

5. Exact match domains (EMD)

Se refiere a aquellos nombres de dominio que concuerdan con un término de búsqueda exacto para el cual se va a optimizar un sitio web. Por ejemplo: agenciademarketingonline.es, posicionamientoseoenalicante.com, desarrollo-web-alicante.net, etc.

Se trata de una práctica SEO hoy en día obsoleta para el desarrollo de un negocio, debido a que la solían utilizar portales de muy baja calidad, con contenido pobre, pero que por el simple hecho de contener esas palabras clave en su dirección podían conseguir buenas posiciones. Evidentemente, Google le puso fin, dando preferencia a otros factores SEO a la hora de calcular la relevancia, e incluso ha llegado a penalizar EMDs que no ofrecen ningún valor a los usuarios, como vemos en este artículo.

Este tipo de dominios no suelen ser positivos para la estrategia de marketing de un negocio, por diferentes motivos:

  • Si queremos desarrollarnos como una marca, no inspiran confianza en ningún tipo de público, ya sea nuestro propio target, medios del sector, u otros. Además, afectan seriamente a las posibilidades de conseguir ser referenciados en sitios web precisamente por ese motivo, porque no se crea una asociación entre la marca y un tipo de negocio, al no haber una marca como tal, y en cierto modo, esto nos hace perder credibilidad y genera una reputación dudosa.
  • Son dominios difícilmente internacionalizables, si en algún momento queremos ampliar nuestras fronteras, por lo que tampoco nos conviene utilizarlos si tenemos intención de crecer a nivel internacional.

Aunque a nivel SEO sí es cierto que pueden atraer ciertos beneficios, éstos son muy escasos y a la larga es probable que hagan más mal que bien, por lo que su uso no es recomendable si queremos desarrollarnos como una marca.

El uso de EMDs (Exact Match Domains) no es recomendable si queremos desarrollarnos como una marca. Clic para tuitear

Si no estamos interesados en desarrollar nuestro branding siguen siendo totalmente válidos, siempre y cuando sean complementados con contenido de calidad y de valor para el usuario.

6. Una página = una palabra clave

Otro planteamiento erróneo es crear y optimizar una página por cada keyword y variante de ésta en un sitio web. Sí es correcto si estamos ante dos términos diferentes (aunque compartan similitudes) siempre y cuando pueden dar más de sí, pero si por ejemplo creamos páginas para cada una de las siguientes palabras clave:

  • Agencia de marketing digital
  • Agencia de marketing online
  • Consultora de marketing online
  • Consultora de marketing

O términos con componente geográfico:

  • Reformas en Alicante
  • Reformas en Orihuela
  • Reformas en Elche
  • Etc.

No tiene mucho sentido. Lo que mejor es evitar a toda costa esta técnica, en pos de la creación de una página única para un determinado concepto, con riqueza de lenguaje, sinónimos, y contenido informativo y de calidad.

# Obsesionarse con los rankings [bonus]

Todos hemos pasado por esto, y seguro que algunas veces todavía le damos más importancia de la que se merece. Mantener un control riguroso y comprobar nuestros rankings de forma obsesiva y reiterada para ver si ésa o aquella keyword concreta ha subido o bajado posiciones de un día para otro, o incluso de una hora a otra, es contraproducente, además de insensato, por lo motivos que describo a continuación:

  1. Para empezar, estamos invirtiendo tiempo que podríamos aprovechar en otras tareas de mejora de nuestro sitio web, o monitorizando y analizando métricas que sí pueden aportarnos información valiosa sobre nuestra estrategia en Internet.
  2. Los resultados de búsqueda de Google tienden a fluctuar para determinados términos y es algo normal. Con lo cual, eso no quiere decir que debemos echarnos inmediatamente las manos a la cabeza si hemos bajado de la posición 1 a la 3 de la página, o un poco más abajo. Si no hemos cambiado nada en nuestro sitio, lo más seguro es que se trate de un cambio puntual y volveremos al Top enseguida. Lo importante es evitar sacar conclusiones de un día para otro, sino ver la tendencia más a largo plazo, e investigar en el caso de que algo huela mal: por ejemplo, si detectamos un descenso muy pronunciado que se mantiene en el tiempo, o si observamos que nuestra competencia ha implementado cambios que están funcionando muy bien.
  3. Los resultados que vemos nosotros no son los mismos que ven otras personas. Los resultados de búsqueda están personalizados para ajustarse a los distintos perfiles de usuarios en base a muchos factores, como la localización geográfica, dispositivo en uso, configuración propia y otro tipo de información personal. Por ese motivo no hay que alarmarse si detectamos algún cambio, pues no necesariamente afecta a todos por igual.

Si bien es lógico monitorizar nuestro posicionamiento mediante el uso de herramientas como SEMrush o Sistrix (por nombrar algunos ejemplos) para estar al tanto de cómo está funcionando nuestra estrategia a nivel general, invertir horas y horas realizando este tipo de comprobaciones sólo nos hará perder tiempo y generará estrés innecesario. A raíz de eso, es probable que tomemos decisiones impulsivas que fácilmente pueden perjudicar el posicionamiento del sitio.

Anastasia
Autor: Anastasia
Consultora de posicionamiento web y traductora en la agencia de Marketing Online Human Level Communications.

Únete a la conversación

2 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    1. ¡Gracias por tu comentario!

      Por supuesto, como en todas las disciplinas del marketing las técnicas evolucionan y se reinventan, por lo que en YouTube seguro que existen prácticas de optimización que ya no son tan efectivas como antes.

      Un saludo.