Ventajas de tener una tienda online

Hasta hace muy poco, crear tu propio negocio online era un proceso realmente costoso que muy pocos podían llevar a cabo. El hecho de desarrollar una tienda online suponía una inversión inicial bastante elevada que sólo algunos podían permitirse. Las grandes empresas disponían de recursos suficientes, mientras que las Pymes, empresarios más pequeños o emprendedores, se quedaban por el camino. A día de hoy, la creación de un e-commerce es un proceso poco complejo, al que hay que dedicar mucho tiempo, pero que casi todos pueden realizar.

De la tienda tradicional a la tienda online: la necesidad de renovarse

Son muchos aquellos que han pasado de tener una tienda física a tenerla online o ambas inclusive, porque ya sabemos que, o te actualizas o te quedas atrás. Pero también hay otros muchos que han lanzado su proyecto desde el primer momento de forma totalmente online.

Muchos han visto la necesidad de cambiar y adaptarse a las nuevas necesidades del mercado y, no se han equivocado. Renovarse o morir, he ahí la cuestión. Lo online ha llegado pisando fuerte y ha dejado de lado a los negocios tradicionales. Nuevos modelo de negocio han llegado para quedarse y ahora cada uno decide si dar ese gran paso al desconocido mundo online o por el contrario prefiere quedarse en la zona de confort.

La pregunta del millón es, ¿qué beneficios nos aporta el comercio electrónico que no nos aportan las tiendas tradicionales? Pues bien, ¡allá vamos!

Principales ventajas de las tiendas online

Posibilidad de llegar a un volumen más amplio de personas

Internet es un medio al que casi todos tenemos acceso hoy en día. Por tanto, una de las ventajas es que podrás llegar a un número más amplio de personas procedentes de cualquier zona geográfica. Las tiendas tradicionales de los pueblos, aunque vendieran buenos productos, no conseguían captar clientes de otro sitio que no fuesen, como mucho, de los pueblos de alrededor (¡y eso ya es mucho decir!). Además, si cuidas el posicionamiento de tu tienda online, podrás conseguir buenos resultados en las primeras páginas de resultados de Google. Hasta aquí llegarán potenciales clientes de todas las partes del país e incluso del mundo, si es que quieres emprender también en otros territorios.

Obtención de inputs valiosos con la analítica web

Llevar tu comercio al mundo online tiene otras ventajas. Implementando un sistema de analítica web obtendrás inputs muy valiosos a la hora de aplicar técnicas de venta y estrategia de negocio. Podrás descubrir nuevos nichos de mercado, averiguar si te interesa expandir tu negocio a nuevas fronteras y mucho más.

Nuevos nichos de mercado

Internet pone a nuestro alcance una gran variedad de herramientas para poder realizar estudios e investigaciones de mercado: el Planificador de palabras clave de Google AdWords, Google Trends… Con estas herramientas podremos diseñar nuestra estrategia de e-commerce. Por medio de ellas tendrás la posibilidad de conocer las tendencias de compra del usuario. En base éstas, podremos ampliar nuestra carta de productos y eliminar otros no tan necesarios, y todo ello con una inversión moderada. Descubre qué productos generarán interés en los usuarios y cuáles no.

Estudio de tu público objetivo

Además, con las herramientas de Analítica Web como Google Analytics, podrás conocer el perfil de tus clientes. Averigua qué compran, cuándo lo compran, a qué hora lo hacen, desde qué dispositivos… De esta manera podrás llevar a cabo estrategias de marketing personalizadas que se traduzcan en futuras ventas.

Expansión a nuevos territorios

Una tienda online también te ofrece la posibilidad de poder expandirte a otros mercados hasta ahora no explotados. Estudia las visitas que llegan a tu web, ¿De dónde llegan? ¿Muchos usuarios de Latinoamérica? ¡Pues quizás merece la pena orientar mi estrategia de marketing a los usuarios de estos países! Hay muchas herramientas que te darán datos realmente relevantes sobre este tema. ¡Aprovéchalas!

Máxima segmentación: remarketing y email marketing

Puedes ofrecer una atención totalmente personalizada a tus clientes, mejorando así su experiencia de compra. Ofrécele a cada uno aquello que necesita. Por medio de técnicas como el remarketing o el email marketing podrás conseguir que una compra que se inició, termine de llevarse a cabo. Un usuario que visite la sección de ‘camisetas deportivas’ de nuestra web, pero que no termine de finalizar su compra, se encontrará con un banner durante su navegación que le mostrará la prenda en la que estaba interesado, o bien podemos enviarle un email recordándole que hay un producto en su cesta y ofrecerle un vale de descuento en esa prenda.

Tienda abierta las 24h del día

Tendrás a disposición de los usuarios una tienda durante las 24h del día. Podrás vender  tus productos en cualquier momento, independientemente de que llueva, nieve o truene. Los potenciales clientes podrán comprar y acceder a tu tienda siempre que quieran, ¡hasta los domingos! Esto te ayudará a incrementar tus ventas a la misma vez que mejoras la experiencia de los usuarios. Además, ¡también puedes irte de vacaciones sin preocuparte por nada! ¿Qué bien  pinta todo cuando puedes vender los 365 días del año, no?

Sin necesidad de colas ni esperas

Facilítale la compra a los usuarios. Ahora ya no tendrán que hacer colas ni tendrán que buscar a la dependienta para pedirle esa talla de pantalón que necesitan y que no encuentran. Las tiendas online son un medio muy cómodo a través del cual los usuarios realizan sus compras. Con una plataforma electrónica podrán navegar por la tienda todo el tiempo que deseen, ver el catálogo de productos las veces que quieran, a la hora que quieran y desde donde quieran. A día de hoy, nos enfrentamos a un tipo de consumidor más exigente. Los clientes ahora no siempre tienen tiempo para ir de tiendas. Prefieren hacer sus pedidos por Internet, que es un medio mucho más rápido e instantáneo. Ya no nos gusta esperar: queremos llegar y tenerlo todo listo. Y eso, en un negocio tradicional es completamente imposible, sobre todo esos días en los que hay colas inmensas que llegan hasta el final de la puerta.

Menores costes

El mantenimiento de una tienda física supone una serie de costes fijos que una tienda online no tiene. Con una tienda online no tendrás que pagar luz, alquiler y gastos de mantenimiento en general. Con una tarifa mensual, asequible a todos los bolsillos, podrás disponer de una tienda online adaptada a tus necesidades.

Los usuarios, tu bien más preciado: cuídalos como se merecen

En todo negocio, sea online o offline, debemos saber que lo que más valor tiene, son nuestros clientes. Si eres lo que eres, es gracias a ellos. Agradéceselo a diario atendiendo correctamente sus peticiones, tratándolos con respeto y amabilidad, implementando mejoras constantemente que mejoren su proceso de compra y creando experiencias inolvidables que los hagan volver. ¿Ya tienes claro si te atreves con el e-commerce?

Contenidos
Autor: Contenidos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *