¿Qué aspectos legales debe cumplir una tienda online?

¿Qué aspectos legales debe cumplir una tienda online?Crear una tienda online es un proyecto atractivo y apasionante, pero debemos tener muy en cuenta bastantes aspectos si deseamos que nuestro e-commerce vea la luz en óptimas condiciones y crezca sin límites. En este sentido, uno de los principales puntos a abordar será el cumplimiento de todos los requisitos que establece la legislación vigente.

Uno de los principales puntos a abordar a la hora de abrir un #Ecommerce es el cumplimiento de todos los requisitos que establece la legislación vigente 💼📖 Clic para tuitear

Cumplir con exactitud con todos los aspectos legales marcados por la ley no es únicamente una cuestión orientada a superar un mero trámite burocrático con la intención de evitar cualquier tipo de sanción por parte de las administraciones públicas, sino que es algo que debemos asumir como obligatorio de cara a ofrecer la máxima confianza a nuestros compradores.

Cumplir escrupulosamente con los requisitos legales hará que nuestra tienda online sea vista por nuestro público como un sitio de confianza.

Actualmente el comercio electrónico forma parte de nuestra realidad cotidiana, sin embargo, aún siguen existiendo importantes barreras a ojos de los consumidores. Se trata de barreras que pueden llevar al consumidor a pensarse dos veces si completar su compra en nuestra tienda online o no. En este sentido, cumplir escrupulosamente con los requisitos legales hará que nuestra tienda online sea vista por nuestro público como un sitio de confianza, favoreciendo así la venta.

Cumplir escrupulosamente con los requisitos legales hará que nuestra tienda online sea vista por nuestro público como un sitio de confianza ☑🤝 Clic para tuitear

En concreto, toda tienda online debe regirse por tres grandes leyes:

Ley de Ordenación del Comercio Minorista

Las tiendas online deben regirse por los artículos relativos a la venta a distancia de la Ley de Ordenación del Comercio Minorista, los cuales recogen principalmente los aspectos legales que afectan a la venta minorista “sin la presencia física simultánea del comprador y del vendedor”.

Algunos de los puntos más importantes a considerar en relación con dicha ley son los siguientes:

  • Plazos de ejecución y pago: lo más habitual es que informemos a nuestros compradores de cuál es el periodo estimado de entrega desde que se realiza la compra (cuanto menor sea dicho periodo más atractiva resultará nuestra oferta). No obstante, debemos saber que, en caso de no haber estipulado un plazo de entrega, la ley nos obliga a entregar el producto en un plazo máximo de 30 días.
  • Información del vendedor y su oferta: la ley alude expresamente al deber de informar de forma clara y comprensible al comprador sobre, al menos, los siguientes datos:
    a) Identidad del proveedor.
    b) Las características que reúne el producto ofrecido.
    c) Precio del producto y gastos del transporte (si los hubiera). Éstos deberán especificarse por separado.
    d) Forma de pago, así como modalidades de entrega o de ejecución.
    e) Domicilio social del vendedor y al menos uno de sus establecimientos físicos si los tuviera.
    f)  En el caso de ofrecerse la posibilidad de pago a crédito o a plazos, deberán informarse de cuáles son las condiciones.
    g) Documento de desistimiento o revocación de la compra.
  • Derecho de desistimiento: en el año 2014, el plazo de devolución pasó de 7 a 14 días naturales, sin que pueda exigir el vendedor ninguna penalización. Dicho plazo de desistimiento empezará a contar desde la recepción del producto por parte del comprador.

LSSI (Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico)

Legalidad tiendas onlinePosiblemente, la LSSI sea una de las leyes más relevantes a tener en consideración si queremos evitar que nuestra tienda online pueda sufrir la más mínima sanción, así como ofrecer las máximas garantías a nuestro público en materia de protección de datos y privacidad.

La LSSI coincide con la Ley de Ordenación del Comercio Minorista en cuanto al deber de información. En concreto, esta ley indica que deberemos mantener accesible para nuestros visitantes y potenciales compradores, al menos, los siguientes datos:

a) Nombre o denominación social.
b) Número del registro mercantil.
c) NIF o CIF.
d) Domicilio social.
e) Datos de contacto: email, teléfono o fax…

En relación con el proceso de contratación, un aspecto interesante a tener en cuenta es el deber de enviar un acuse de recibo mediante correo electrónico durante las 24 horas posteriores a la compra y/o enviar una confirmación al comprador sobre la correcta recepción del pedido. Ello deberá realizarse por un medio que equivalga al empleado en la contratación, pero siempre que dicho mensaje de confirmación pueda ser archivado por el usuario y se envíe de manera inmediata.

Otro de los epígrafes de especial interés contenidos en la LSSI es el referente a la política de cookies, ya que actualmente es obligatorio informar sobre el uso de las mismas. Además, el usuario debe poder aceptar la instalación de las cookies si deseamos cumplir con la ley.

Muchas plataformas de e-commerce incorporan ayudas para facilitar el cumplimiento de la política de cookies. Por ejemplo, si nuestra tienda está creada bajo la plataforma de código abierto WordPress, podremos encontrar a nuestra disposición multitud de plug-ins destinados a mostrar de forma automática el aviso de utilización de cookies. Por otro lado, servicios de creación de tiendas online mucho más avanzados como OptimizedStores, incorporan por defecto una página con el mensaje informativo y el aviso automático de uso de cookies para nuevas visitas a nuestra tienda.

LOPD (Ley Orgánica de Protección de Datos)

En la inmensa mayoría de comercios electrónico se maneja a diario un cierto volumen de datos de carácter personal, y cualquier empresa que almacene dichos datos personales de terceros deberá seguir a pies juntillas lo marcado por la LOPD. Entenderemos por datos personales todos aquellos que puedan identificar a una persona física.

Existen varios niveles en relación con el tipo de datos recopilados. La mayoría de tiendas online pertenecen al nivel básico o medio. En el primer caso, sólo almacenaremos datos identificativos básicos (nombre, apellidos, DNI, dirección, teléfono, firma, e-mail, etc.). Estaremos incluidos en el nivel medio si recopilamos, entre otros, datos de tipo financiero tales como un número de cuenta o de tarjeta de crédito. Cabe matizar que en el caso de formas de pago como Paypal o pasarelas como RedSys, serán estas empresas las que almacenen la información financiera, y no nosotros.

Cualquier empresa que almacene datos personales de terceros deberá seguir a pies juntillas lo marcado por la LOPD.

Si efectivamente recopilamos y almacenamos datos de terceros a través de nuestra tienda online, deberíamos registrar nuestros ficheros en el Registro General de Protección de Datos. También deberíamos informar en nuestra tienda sobre los datos concretos recopilados, la posibilidad de acceso, rectificación, cancelación u oposición de la que goza el comprador, así como nuestra finalidad al almacenar dicha información. Por supuesto, deberemos cumplir escrupulosamente con el deber de secreto y seguridad.

En definitiva, hacer que nuestra tienda online cumpla con lo que dicta la ley es muy sencillo y está en nuestra mano. Haciéndolo no sólo estaremos a salvo de sanciones administrativas, sino que también ofreceremos a nuestro público un cierto grado de tranquilidad y sensación de confianza, capaz de ayudarnos a maximizar ventas.

Toda tienda online debe regirse por tres grandes leyes: 1️⃣ Ley de Ordenación del Comercio Minorista 2️⃣ Ley Orgánica de Protección de Datos 3️⃣ Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico Clic para tuitear
Miguel Ángel Culiáñez
Autor: Miguel Ángel Culiáñez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *