Visitas, sesiones… cambios en la forma de medir de Google Analytics.

Fernando Maciá

Escrito por Fernando Maciá

El pasado viernes día 12 de agosto, Google anunció oficialmente un cambio en la forma en que son registradas las sesiones de navegación en Google Analytics.

Cambios en la forma de medir visitas y sesiones

Hasta ese día, la sesión de navegación de un usuario terminaba cuando el usuario estaba más de 30 minutos en estado de inactividad, es decir, sin interactuar con la página Web; al final del día o bien cuando cerraba el navegador. Si después de cualquiera de estas tres circunstancias el usuario volvía a visitar la misma Web, Google Analytics contabilizaba esta visita como una nueva sesión de navegación, es decir, una nueva visita. Si el usuario volvía a visitar la página antes de 30 minutos desde otra fuente de tráfico, Google atribuía la visita original a la última fuente.

Con el cambio implementado el día 12 de agosto, la sesión de un usuario termina cuando transcurren más de 30 minutos entre dos páginas vistas del visitante, al final del día o cuando alguno de los datos de la fuente de tráfico (recogidos en los parámetros utm de la cookie) cambia. Si cualquiera de esos eventos ocurre, la siguiente página vista crea una nueva sesión (o visita), pero ya no cuando el usuario cierra el navegador. Es decir, ahora, si el usuario hace una segunda visita desde otra fuente distinta de tráfico correctamente etiquetada, Google contabiliza dos visitas con dos orígenes de tráfico distintos.

Problemas en la implementación

La actualización produjo una serie de efectos inesperados en el registro de ciertos parámetros. Durante varios días, los datos mostrados por distintos paneles de Google Analytics, segmentaciones avanzadas, etc. fue muy poco fiable.

Google aplicó un parche a dicha actualización el día 17 de agosto. Estos errores no afectaron a todos los sitios Web, pero es muy probable que advierta datos extraños en el promedio de tiempo de sesión (valores muy bajos), porcentaje de rebote (valores más altos), porcentaje de visitas nuevas (valores más bajos) y promedio de páginas por visita (valores más bajos) entre los días 12 y 17 de agosto. Estos valores tienden a normalizarse a partir del día 18 de agosto.

¿Cómo le puede afectar el cambio en el modo de medición de Google Analytics?

En principio, deberían quedar mejor reflejadas las fuentes de cada visita. Por ejemplo:

Escenario:

Un usuario visita su página Web a través de un resultado natural en Google. 20 minutos más tarde recibe una newsletter y hace click en algún enlace.

Antes:

Google Analytics contabilizaba una única visita procedente de la newsletter (Google siempre atribuía la fuente de tráfico a la del último click) aunque la palabra clave origen de la visita sí quedaba contabilizada como origen de tráfico SEO (aunque con 0 visitas).

Ahora:

Google Analytics contabiliza dos visitas: una procedente de resultado orgánico en Google (la palabra clave quedará contabilizada como origen de una visita) y otra visita procedente del enlace en la newsletter.

Atención, para que esta implementación funcione correctamente, es muy importante taggear correctamente (parámetros utm’s) todos los enlaces en AdWords, Newsletters, redes sociales, etc. ya que de lo contrario NO se actualizará correctamente la información de la fuente de tráfico como explica de forma muy técnica Xavier Colomés en su excelente post.

¿Cómo afecta a los datos en los informes?

Los cambios esperables en los informes son:

  1. Aumento en el número de visitas (no en el de visitantes únicos).
  2. El aumento en el número de visitas afectará a los datos de calidad relacionados: bajan los promedios de tiempo, de páginas vistas, y tasa de conversión, y aumenta la tasa de rebote.
  3. Los informes de frecuencia de visita y de fidelización de usuarios son ahora mucho más descriptivos de la realidad (disminuye el porcentaje del segmento 1 visita)
  4. Los datos se están actualizando en Google Analytics más lentamente que antes, hay que esperar más horas para tener «cerrados» los datos del día anterior.
  5. Se recomienda actualizar a la última versión de la interfaz de Google Analytics.
  6. En principio, no parece necesario actualizar nada en las huellas implementadas.

Esta actualización de Google Analytics NO supone un cambio real del comportamiento del tráfico de su Web, sino un cambio en la forma de interpretar y analizar dicho tráfico, por lo que en la mayoría de los casos habrá que esperar a disponer de un histórico para poder establecer de nuevo referencias comparativas válidas en la evolución de los parámetros cuantitativos y cualitativos de tráfico que solemos recoger en nuestros informes.

Curso online de Google Analytics

Fernando Maciá
Autor: Fernando Maciá
Fundador y director general de Human Level y SEO experto. Director del Máster en SEO SEM Profesional de KSchool y autor de libros sobre posicionamiento, marketing digital y redes sociales en Anaya Multimedia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *