Call to Action (CTA) –o Llamada a la Acción en castellano– es un término ampliamente utilizado en el marketing, que hace referencia a aquellos elementos literales o gráficos que sirven para atraer a un usuario a realizar una acción determinada de manera inmediata. La «acción» que queremos que realicen puede ir desde algo tan sencillo como suscribirse a una newsletter o descargar una canción, a comprar un producto, contratar un servicio, solicitar la versión de prueba de un programa o aplicación, participar en un concurso, y un largo etcétera.

Ejemplos de Call to Action

Pueden aparecer en el cuerpo del texto o contenido principal, o pueden aparecer en módulos separados, en la cabecera, en el pie de página, en el sidebar

Si, por ejemplo, estamos ofreciendo algún tipo de servicio, podemos encontrar un call to action en la cabecera, como por ejemplo, el número de teléfono de nuestra atención al cliente y una invitación «¡Llama ahora!».

Call to action de llamada

Este CTA puede incluir un enlace con nuestro teléfono, especialmente cómodo para los clientes que navegan desde su teléfono móvil, ya que solamente tienen que hacer clic y el sitio web lo derivará a la aplicación correspondiente que marcará el número automáticamente.

En los sitios web que requieren estar identificado veremos llamadas a la acción de registrarse o loguearse. Por ejemplo:

Llamada a la acción de ingreso o registro

Suscripción a una newsletter:

Newsletter cta

Amazon, cuando entramos a su sitio web desde un dispotivo móvil, nos invita a descargar su aplicación, que además combina con un interstitial:

CTA de Amazon

Lo personaliza, además, en función del sistema operativo que utilicemos.

A menudo también nos encontramos con Call to Action en los resultados de búsqueda –tanto orgánicos como de pago– particularmente en las meta descripciones. Es muy frecuente ver combinaciones del tipo:

  • «Entra en nuestra tienda online y descubre…»
  • «Explora nuestro catálogo de…»
  • «Lee este artículo acerca de…»
  • «Infórmate de nuestros servicios de…»

Llamada a la acción de ASOS en la meta description

Todas estas frases animan al usuario a hacer clic en un resultado, y de esta manera, el sitio web gana su visita.

Realmente, el principal objetivo de un buen CTA es conseguir el clic, ni más, ni menos. Y, para que esto ocurra, la llamada a la acción debe ser llamativa y persuasiva, ofreciendo una clara propuesta de valor, algo que incitará al usuario a actuar y a ser convertido.

¿Cómo crear un call to action efectivo?

Pointer

Un call to action efectivo es la combinación de un buen diseño, escritura y una ubicación adecuada en la página. Para hacerlo correctamente, necesitamos conocer de primera mano:

  • El objetivo del botón o enlace. ¿Qué tipo de conversión deseas obtener? ¿Una visita, compra, descarga, suscripción…?
  • El target al que está dirigido. Es importante saber identificar adecuadamente tu público, sus preferencias, preocupaciones, intereses… y diseñar el CTA en función de todos estos aspectos.

Bien hechas, las llamadas a la acción se configuran como una técnica realmente efectiva en cualquier sector. No te olvides de que:

  1. Tu propuesta ha de tener valor para el usuario al que te estás dirigiendo. De lo contrario, por muy especial que sea, si no suple alguna necesidad de tu usuario, finalmente pasará desapercibida.
  2. Además de ofrecer valor, debes encontrar una forma de que tu propuesta le tiente y le resulte más atractiva que la de tu competencia, ya sea por un diseño mejor, mayor facilidad de uso… Debes conocer tus fortalezas de primera mano y sacarles el máximo partido.
  3. Datos, números, estadísticas… todos ellos son elementos que contribuyen a reforzar tu propuesta. Sé específico en lo que tu usuario va a conseguir si realiza la acción esperada.
  4. Hemos dicho que seas específico, pero también has de ser breve y directo. Concreta sin preámbulos el propósito del CTA.
  5. El elemento de urgencia ha demostrado ser muy eficaz. Introdúcelo en tu copy, ya sea con frases del tipo «¡últimas plazas!» o «los primeros 10 […] conseguirán […]». «¡Sólo quedan 2 […]! Échale un poquito de imaginación y piensa bien en el argumento que podría hacer que tus usuarios se apresuren a realizar la acción.

Referencias: