Cómo realizar el seguimiento de una migración

Fani Sánchez

Escrito por Fani Sánchez

El proceso de migración de un sitio web no acaba en el momento en el que hemos publicado el nuevo sitio. Todo lo contrario. En ese momento empieza una carrera a contrarreloj para vigilar que todo esté en su sitio y subsanar pequeños errores que 100% seguro se nos habían escapado. En un post anterior, veíamos algunos de los pasos que no podíamos olvidar a la hora de preparar la migración de un dominio. Sin embargo, controlar que todo funcione correctamente las horas y días posteriores es igualmente vital para garantizar un proceso migratorio exitoso para un proyecto web.

El proceso de migración de una web comprende tres etapas: 1) estudio y preparativos previos 2) lanzamiento 3) seguimiento y medidas correctivas y aceleradoras

En este artículo vamos a comentar algunos de los pasos que deberemos realizar para que la migración de nuestro sitio web se complete con éxito inmediatamente después de que éste haya salido a la luz.

Ayuda a la indexación

En ocasiones, la indexación de la nueva versión de nuestra web no va todo lo rápido que desearíamos. Puede deberse a la magnitud del sitio o a problemas concretos que están impidiendo su rápida entrada en el índice de Google pero, en cualquier caso, siempre hay medidas que se pueden tomar para detectar posibles problemas o ayudar a la aceleración de la indexación.

Distintos perfiles en Google Search Console

Para llevar un control minucioso de todo lo que pasa en vuestro proceso de migración, especialmente en los casos de sitios con un tamaño considerable, recomendamos que creéis una propiedad para cada uno de los principales directorios del sitio en Google Search Console (GSC en adelante). Esto no solo se aplica a los diferentes directorios por país o idioma que tengáis, donde sí consideramos imprescindible contar con perfiles propios, también es aplicable a vuestras secciones principales o aquellas en las que tengáis especial interés (no es necesario dar de alta cada directorio del sitio).

Pongamos un ejemplo, mi comercio electrónico también está traducido al inglés y el francés, y cuento con tres categorías principales y las fichas de producto, todo ello separado en sus correspondientes directorios. Por tanto, crearé 16 propiedades distintas:

  • www.midominio.com
    • www.midominio.com/es/
      • www.midominio.com/es/categoria-1/
      • www.midominio.com/es/categoria-2/
      • www.midominio.com/es/categoria-3/
      • www.midominio.com/es/productos/
    •  www.midominio.com/fr/
      • www.midominio.com/fr/categoria-1/
      • www.midominio.com/fr/categoria-2/
      • www.midominio.com/fr/categoria-3/
      • www.midominio.com/fr/productos/
    • www.midominio.com/en/
      • www.midominio.com/en/categoria-1/
      • www.midominio.com/en/categoria-2/
      • www.midominio.com/en/categoria-3/
      • www.midominio.com/en/productos/

Un buen nivel de detalle siempre es de agradecer en la analítica web. Con una vista general, podemos observar la evolución global del sitio pero si contamos con este desglose podremos localizar los posibles problemas de una manera más rápida. Por ejemplo, en el menú Índice de Google > Estado de la indexación de la propiedad global vemos que la indexación no va todo lo rápida que nos gustaría pero, ¿donde está el problema? Si tenemos desglosado por propiedades nuestro dominio podremos localizar en que directorio o directorios de qué país idioma se están registrando los problemas. Lo mismo sucede con el registro de errores, la saturación, las consultas de búsqueda y muchos otros indicadores.

Dar de alta distintas propiedades para los diferentes directorios de tu sitio te ayudará a localizar los problemas de indexación y rastreo más rápidamente.

Sitemaps en Google Search Console

Es aconsejables que tengas preparados los sitemaps de tu sitio antes de la migración, pero si no es así, no temas: aún estás a tiempo porque no tiene sentido enviar un sitemap a Google antes de que esté operativo, pero prepararlos con anterioridad te ahorrará tiempo. Aunque cada vez se tiene menos confianza en la frecuencia o seriedad de la consulta de estos archivos por parte de Google como ayuda en la indexación de un sitio, nunca está demás tomar cuantas más medidas mejor. Los sitemaps son archivos que pueden ayudar al rastreo del sitio, sobre todo en los siguientes casos:

  • Sitios web nuevos.
  • Sitios web migrados (son «prácticamente nuevos» dependiendo de la cantidad de cambios que presenten respecto a su versión anterior).
  • Sitios web especialmente grandes.
  • Sitios web con una deficiente estrategia de interenlazado.

Recuerda que los sitemaps no deberán exceder las 50.000 URLs, por lo que, si tu sitio es especialmente grande, tendrás que contar con varios sitemaps y un índice de sitemaps qe los nombre a todos. Por ejemplo, si tu portal tiene 800.000 páginas relevantes, intenta dividirlos en varios sitemaps de forma coherente. El objetivo es desglosarlos lo suficiente para que Google pueda «digerirlos» lo más rápidamente posible.Algunas sugerencias:

  • Agrupados por los diferentes directorios por país o idioma.
  • Agrupados por las diferentes secciones.
  • Agrupados por las diferentes plantillas de páginas.

Cuando los tengáis listos, enviadlos a través de la sección Rastreo > Sitemaps de GSC. Si vuestro portal tiene distintos directorios enfocado a varios países, tendréis también distintas propiedades dadas de alta en GSC por tanto, cread los sitemaps a partir del directorio raíz que contiene el idioma y enviadlos en el área Rastreo > Sitemaps correspondiente a cada vista.

Para los que no estéis familiarizados con el tema, estos enlaces sobre sitemaps pueden serviros de ayuda:

Explorar como Google y enviar al índice

Si tu portal está teniendo problemas para indexarse, una buena opción es acudir al menú Rastreo > Explorar como Google de GSC. De este modo estás «forzando», en cierta manera, a Google a pasar por tu sitio. Puede que este punto se ejecute sin problemas o puede que el robot no pueda acceder a tu sitio parcial o completamente. Esto puede deberse, entre muchas otras causas, a que estás bloqueando ciertas partes o archivos mediante el robots.txt o que estás ejecutando redirecciones que, de momento, son inconvenientes. Intenta solventar estos problemas y ejecuta este menú hasta que los resultados sean favorables.

Comprueba si hay redirecciones sobre las diferentes subhome

En los sitios mutipaís o multiidioma, muchas veces, por usabilidad, elegimos implementar redirecciones de manera que se reubique una visita al .com directamente al directorio que alberga el contenido más apropiado para la procedencia de esa visita. Por ejemplo, si mi sitio tiene un directorio en francés /fr/ y un usuario desde Francia accede a misitio.com se le redirigirá automaticamente a misitio.com/fr/. Esto, en ocasiones y por mi experiencia, puede suponer un problema en las primeras fases de la indexación de un sitio. Desactiva esta opción mientras el portal termina de indexarse.

Comprobación de errores

Como sabéis, en una migración con un alto índice de URLs que cambian su sintaxis, es VITAL crear una lógica de redirecciones 301 infalible y testada a prueba de bombas. Las páginas que no estén bien redireccionadas y devuelvan un 404 estarán tirando a la basura no sólo tráfico que saldrá despavorido de una web que «está rota» (si no tenéis una buena y sugerente página de error), sino que echaréis al traste la posible popularidad que tuvierais en la página original, que no se transmitirá a esta nueva URL.
Sin embargo, la realidad es que no siempre es posible generar todas las redirecciones pertinentes (por temas de servidor, lenguaje de programación…) o con más frecuencia de la deseada, se olvidan contenidos en el tintero. Vamos a ver algunas de las maneras más efectivas de comprobar qué errores están surgiendo en nuestra nueva web.

Comprobación con Sitemap + Screaming Frog

En este paso, enviaremos una lista que contenga una muestra de URLs relevantes del antiguo portal que deben contener una redirección hacia el contenido homólogo en el nuevo portal (por norma general, aunque también se podrán redirigir a categorías o la página home en otros casos muy concretos).

Subir una lista de URLs en Screaming Frog

Podemos conseguir la lista de varias maneras

  • Contar con el sitemap del sitio anterior o que el cliente os proporcione un listado.
  • Acudir a Analytics. 
  • Contar con el listado de URLs relevantes a redireccionar del sitio anterior. Si el sitio no se va a migrar totalmente, el SEO encargado del proyecto debió elaborar este listado.
  • Contar con una muestra de URLs relevantes del actual sitio y conocer el criterio de cambio en su sintaxis. Por ejemplo, si tus fichas de producto tenían la siguiente sintaxis «midominio.com/catalogo/categoria/nombredeproducto.html» y ahora todo este tipo de URLs ha suprimido el directorio «/catalogo/», solo tendréis que coger las nuevas URLs y aplicar una regla de sustitución en Excel para conseguir su URL homóloga en el antiguo dominio. Así conseguimos el listado de URLs del antiguo dominio.

Es conveniente que realicéis esta comprobación sobre la preproducción, es decir, antes de lanzar el sitio. Estas redirecciones ya deben estar operativas en este dominio de prueba (tal es esa su importancia).

Otros errores con Google Search Console

En la sección Rastreo > Errores de rastreo > No se encuentra, podréis encontrar los principales errores 404 sobre los que podréis establecer patrones.

Comprobación de errores con Google Search Console

Se puede empezar analizando los errores por prioridad o por un ponderado de prioridad – plantilla. Por ejemplo, una manera de proceder cumpliendo esta última metodología es identificar las plantillas de páginas que más aparecen en la primera página del listado (serán los errores más prioritarios). Detecto que tengo varias páginas de producto y de etiquetas del blog. Voy a entrar a cuatro o cinco de cada tipo y examinar desde donde están enlazadas. Seguramente el error cumpla un patrón. Identificando y solucionando éste podremos marcar como solucionados una gran batería de errores. «Marcar como solucionado» los errores os ayudará a llevar un control sobre los mismos. Si en unos días vuelven a aparecer este tipo de errores, es que no hemos dado en el clavo con la solución.

Comprobad los errores de escritorio pero también de smartphone. Una vez hayáis identificado y solventado los problemas que los generan, marcadlos como solucionados para un seguimiento más efectivo.

Comprobación de elementos de enlace

Otro de los temas que debéis comprobar es que los elementos de enlace como los canonical, hreflang o alternate sigan en su sitio. No trabajéis los mismos con enlaces relativos, ya que un pequeño descuido puede generar un caos tremendo. Estipulad los elementos siempre de manera absoluta.

Una gran herramienta muy recomendada para comprobar estos aspectos será ScreamingFrog, con la que puedes comprobar, entre muchos otros recursos, las «directivas» de cada una de las páginas de un sitio.

Screaming Frog para comprobar directivas

Si tenéis un listado completo del sitio os recomiendo subir el archivo como lista pero, si no, no es una mala idea introducir el dominio y dejar que nuestra araña lo rastree, ya que puede encontrar cosas que no habíais tenido en cuenta.

Analítica web

La analítica web es, de nuevo, una parte vital. Para un proceso de migración, debemos tener en cuenta al menos estos dos aspectos:

Vistas de perfiles en Analytics

Como ya hemos recomendado anteriormente, siempre es preferible desglosar los datos recogidos de manera que su análisis nos sea mucho más sencillo y preciso. A este respecto, si tenemos nuevos directorios por país o idioma, es la hora de crear nuevas vistas por cada uno de ellos.

Crearemos una nueva vista por cada directorio país y/o idioma.

Los datos los nuevos perfiles creados no tienen carácter retroactivo (es decir, empiezan a mostrarse a partir del día en que son creados), por lo que para realizar un seguimiento del flujo de tráfico en el portal durante la migración, recurriremos a los segmentos avanzados.

Crear segmentos avanzados en Analytics

Este punto es de vital importancia. Si queréis tener un seguimiento minucioso de cómo fluye el tráfico tras la migración, es imprescindible que creéis algunos segmentos avanzados. Éstos, deberán recoger el flujo de tráfico a determinadas secciones antes y después de la migración.

Pongamos un ejemplo práctico. Mi portal tenía una sección de noticias cuya sintaxis de URL tenía esta construcción: midominio.com/c/noti/. Actualmente, hemos migrado todas las noticias a midominio.com/blog/noticias/. Cuando lancemos el portal, todo el tráfico a la vieja sección de noticias debería parar en seco (si hemos hecho las cosas bien) y empezar a registrarse tráfico hacia la nueva sección. Pero ¿medir el tráfico por separado para cada sección? Esto no me permitiría tener una visión completa de cómo está fluyendo el tráfico que anteriormente visitaba la antigua sección, hacia la nueva sección. Por tanto, crearemos un segmento avanzado de la siguiente manera:

Crear segmento avanzado en Analytics para el seguimiento del a migración

Cread un segmento genérico con estas características y analizad el flujo de tráfico general y por cada uno de los canales (acudiendo a Adquisición > Canales > Canal determinado con el segmento activado). Para comprobar algunas otras métricas será aconsejable que también creéis un segmento que registre solo el tráfico orgánico a cada una de las secciones.

Si las cosas han salido como deberían, lo lógico es que os encontréis con una gráfica estable o incluso una gráfica con una ligera caída que pasa a recuperarse paulatinamente. Sé que muchos de vosotros querréis preguntar qué porcentaje de tráfico se estima perder y durante cuanto tiempo, pero os adelanto que dependerá en gran medida de la magnitud de la migración y su promedio de tráfico recibido.

Es conveniente que analicéis el flujo de tráfico orgánico total al portal, y el flujo de tráfico orgánico por plantilla, porque pueden estar coexistiendo resultados muy distintos. Por ejemplo, ¿por qué en el directorio X ha ido tan bien mientras el directorio Y no levanta cabeza? Empezad tirando del hilo por aquí.

Analizad el flujo de tráfico tras la migración migración en la totalidad del sitio y en las secciones más importantes y analizadlo por canales

Otras herramientas

También es conveniente que comprobéis como se comportan las curvas de tráfico, elementos de enlace, visibilidad o palabras clave según las distintas herramientas que uséis en el día a día de los proyectos. Por ejemplo: SEMRush, Sistrix, ScreamingFrog o Advanced Webraking. Aunque los datos de muchas de estas herramientas son públicos y accesibles por cualquiera (debéis tomarlos con cierta relatividad) es cierto que una tendencia común o cambios significativos en varias de ellas no admite discusión posible: no pueden estar equivocándose todas a la vez, ni en esa medida así que no deben andar muy desencaminados.

Comprueba indicadores de visibilidad o la evolución de las palabras clave en herramientas que estuvieras usando en la campaña o no, pero que puedan ofrecerte un histórico de la tendencia del portal.

Prestad especial atención al análisis de las palabras clave: tanto en los listados para los que estamos posicionados como aquella muestra de palabras sobre las que enfocamos la campaña.

 

En definitiva, no os durmáis en los laureles: ¡el éxito de una migración depende en su totalidad de ello!

 

Haz que te vean
Contáctanos si quieres que te ayudemos a mejorar tu visibilidad online. Cuéntanos de qué va tu proyecto y te presentaremos una propuesta personalizada para las necesidades de tu negocio.
Fani Sánchez
Autor: Fani Sánchez

Únete a la conversación

2 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Hola Fani,
    ¡Muchas gracias por tu post y por el gran trabajo de difusión que hacéis!
    Aunque por razones de tiempo no puedo leer todo lo que se escribe sobre SEO, uno de los blogs que sí visito regularmente es el vuestro.

    Aún no tengo claro a qué te refieres exactamente con esta frase: “Aunque los datos de muchas de estas herramientas son públicos y accesibles por cualquiera (debéis tomarlos con cierta relatividad)“.

    Esta semana he publicado un artículo en el cuál hablo de un Hacking de un sitio Web y de cómo queda reflejado en SISTRIX: http://www.sistrix.es/blog/detectar-el-hackeo-de-un-sitio-web-con-sistrix/ Si le hechas un vistazo, verás que SISTRIX registro el hackeo en detalle. Puesto que el hackeo fue real, y SISTRIX fue la única herramienta que lo registró (además de Google Analytics, claro), podemos concluir que: Que no necesariamente todas las herramientas publicas tienen que mostrar “una tendencia en común“ para que algo sea cierto. SISTRIX simplemente mide algo diferente a las demás.

    Analógicamente si se hace una migración SISTRIX indicará con fiabilidad si esta ha salido bien o no, la fiabilidad de nuestros datos es justamente aquello que nos diferencia de la competencia, estos los obtenemos de Google cada semana y son correctos.

    ¡Un abrazo desde Bonn a Alicante y nuevamente gracias por el post!
    Juan

    1. Hola Juan. Por pública, me refería a herramientas o funcionalidades gratuitas, o que no han sido diseñadas para ser explotadas para un fin específico. Por ejemplo, operadores booleanos como el site: de Google, que tiene cada vez menos fiabilidad. Aunque son de gran ayuda para encontrar muchísimos otros fallos en una web, no lo es tanto si queremos tomar como única su palabra en cuanto a páginas indexadas de un dominio.
      Herramientas como Sistrix, SEMRush, Keyword Planner, Cognitive SEO… evidentemente llevan una inversión de tiempo y dinero detrás que hacen fiables los datos que ofrecen. Al fin y al cabo es su negocio, ¡no podría funcionar de otra manera!
      Gracias por la aportación, ¡como siempre!