Blogs: la comunicación más humana de la empresa

Fernando Maciá

Escrito por Fernando Maciá

El gran auge experimentado por las redes sociales en los últimos años ha propiciado que la validez del auténtico precursor del modelo Web 2.0 –el blog– como canal de interacción entre empresas y públicos objetivo esté ahora mismo cuestionado. Ante la imperiosa necesidad de cualquier empresa de racionalizar los recursos podría llegarse a dudar de la conveniencia o no de seguir manteniendo un blog corporativo cuando la gran masa de usuarios pasan cada vez más tiempo en las redes sociales.

Nada, sin embargo, más lejos de la realidad: los blogs de empresa siguen con buena salud y multitud de razones apoyan su plena vigencia como canal complementario en la estrategia 2.0 empresarial, junto con el tradicional sitio Web y perfiles sociales corporativos.

Si en su sitio Web la empresa tiene la oportunidad de presentarse y venderse, su blog es un espacio perfecto para explicarse y generar conocimiento, mientras que las redes sociales son entornos que facilitan la escucha activa de la opinión de los usuarios, la atención al cliente y la conversación con ellos en un plano de igualdad.

En comparación con otras estrategias de marketing online, el blog cuenta con algunas ventajas específicas que vale la pena destacar.

Tu blog es tuyo

Mientras sigas pagando el dominio y el alojamiento, nada ni nadie podrá impedir que siga atrayendo tráfico, incorporando comentarios y generando leads. No hay más cambios en la política de uso del blog que los que tú quieras imponer y en tu mano está controlar los comentarios a través de una moderación más estricta o permisiva. Tú seleccionas los temas, la periodicidad de publicación, la posibilidad o no de comentar

Aprovecha la capacidad de atracción de visitas que de forma natural tiene un blog para redirigir esas visitas hacia tus páginas de conversión. Por ejemplo, si publicas una guía de uso de un producto, una receta o un ejemplo de aplicación, asegúrate de integrar en la misma página el producto, ingrediente o solución mencionados en el post a través de enlaces en el mismo post o una sección de “Productos relacionados” en una columna lateral.

Facilidad de personalización

Un blog, por otro lado, puede ser customizado en prácticamente todos sus aspectos: puedes incluir tu marca donde y tan grande como quieras. Tú decides los colores, dónde aparecen las fotografías, ilustraciones y vídeos, el estilo de diseño, fuentes de texto, etc. para adaptarse a la propia imagen corporativa de tu empresa y al perfil de tus usuarios. También puedes integrar enlaces –internos o externos– donde y como quieras.

Un blog es esencialmente un entorno muy rico en texto, lo que no limita en absoluto que puedas integrar fotografías o ilustraciones atractivas. Hay excelentes ilustraciones libres de derechos o muy económicas que puedes usar. En cambio, si prefieres las fotografías mi recomendación es huir de las imágenes de archivo y optar por fotos auténticas de tus instalaciones, personal, productos, etc. Ello aumenta la sensación de autenticidad, cercanía y credibilidad que debe infundir un blog.

Un blog es una inversión –muy rentable– a largo plazo

Un post escrito hoy seguirá produciendo tráfico y enlaces entrantes hacia tu dominio meses –e incluso años– después de ser publicado.

En comparación con la vida efímera de los contenidos en algunas redes sociales, un blog es una inversión muy rentable en visibilidad online que seguirá generando beneficios –en forma de visitas, enlaces y leads– para tu propio dominio a corto, medio y largo plazo.

Desengáñate: te guste o no, el contenido que publiques en tu blog será plagiado antes o después. Asegúrate de incluir una línea de crédito donde quede clara la autoría del post y un enlace a tu dominio con el texto de enlace –anchor text– en que te interese aparecer posicionado en los buscadores. También, asegúrate de incluir en todos los posts dos o tres enlaces a otros contenidos de tu sitio Web, desde fragmentos de texto relacionados, y que dichos enlaces sean absolutos (es decir, que contengan la dirección completa de la URL referenciada) de forma que, aunque se publiquen en otro dominio, los enlaces sigan apuntando a tu página Web.

Usa Google Alerts para descubrir a los plagiadores que no incluyeron la línea de crédito al republicar algún post y envíales un mail educado pidiendo que la incluyan con el respectivo enlace o eliminen la publicación. En un alto porcentaje, accederán a hacerlo.

El blog promueve una interacción más cercana

A diferencia de los fríos e impersonales textos de un sitio Web corporativo, un blog propicia el establecimiento de una comunicación entre la empresa y el usuario a un nivel más personal.

Los posts están firmados por una persona con nombres y apellidos. Y el lector que decide dejar un comentario y recibe una respuesta percibe de forma muy cercana ese contacto con el autor. El estilo de comunicación es más abierto, directo y personal. Un blog es un espacio ideal para interactuar con el cliente, recoger sus opiniones, generar reconocimiento de marca y favorecer el engagement.

Como autor del blog, contesta y agradece las respuestas. Gestiona los trolls y los comentarios ofensivos. Y atrae a visitantes de otros blogs participando como comentarista en ellos. Puedes promover también los contenidos a través de RSS o publicando una newsletter a la que tus lectores se puedan suscribir.

La arquitectura de un blog favorece la visibilidad en los buscadores

Los contenidos publicados en una estructura tipo blog se posicionan, en general, mejor que los publicados en un sitio Web tradicional por varias razones:

  • Un blog es un sitio Web con una alta proporción de texto de forma natural.
  • El contenido del blog cambia y se refresca continuamente.
  • Los contenidos ya publicados se actualizan con frecuencia gracias a la incorporación de nuevos comentarios en cada post.
  • Los comentarios enriquecen los contenidos con las propias palabras y expresiones que suelen usar los usuarios en sus búsquedas.
  • La arquitectura estructurada en torno a categorías de contenido y etiquetas permite una enorme flexibilidad de agrupación de contenidos en torno a palabras clave con gran potencial de búsquedas.
  • El código de los blogs suele ser muy estructurado, así como las direcciones de sus páginas, con URL semánticas que los buscadores valoran positivamente.

Identifica para qué búsquedas en las que te gustaría aparecer no hay suficiente contenido relevante en tu Web y escribe un post empleando palabras clave relacionadas. Ejemplos de aplicación, guías de uso, consejos, explicaciones, tutoriales, etc. funcionan muy bien. No olvides emplear fórmulas interrogativas en los títulos de los posts: cómo proteger mi vivienda, cómo decorar la habitación de mi bebé…

Un blog es un repositorio de contenido viralizable

Si puedes generar contenido que sintonice especialmente con el interés de muchos usuarios es muy posible que las recomendaciones del mismo lo conviertan en un fenómeno viral.

Los vídeos humorísticos o impactantes, las infografías, los resultados de estudios o encuestas, etc. son especialmente propicios para generar una reacción viral en los usuarios.

Incluye los botones de las principales redes sociales para facilitar al máximo que los visitantes de tu blog compartan o recomienden sus contenidos a través de sus perfiles sociales. Los botones +1 de Google, Facebook y Twitter son obligatorios. Hay plug-ins para integrar esta funcionalidad en cualquier blog de forma muy sencilla.

Un blog es linkable

Los contenidos de un blog, por no ser abiertamente comerciales, generan natural y espontáneamente más enlaces entrantes que un comercio electrónico o una Web corporativa. Los visitantes de un blog en el que encuentran contenidos interesantes suelen recomendarlos a través de sus redes sociales, redifundirlos a través de sus propios blogs, guardarlos en favoritos o en marcadores sociales, compartirlos…

Para favorecer que tu dominio se beneficie al máximo de la popularidad que de forma natural va generando un blog, te recomiendo que alojes tu blog en un subdirectorio de tu dominio, en lugar de hacerlo en un dominio independiente.

Un blog es sencillo de mantener y expandir

Por último, una de las mayores ventajas de un blog es su interfaz de mantenimiento, muy intuitiva y fácil de mantener incluso para personas que no tienen ninguna noción de programación.

Su formato flexible, por otro lado, permite la integración de contenido de texto, fotografías, vídeo, presentaciones…

Esto favorece que se pueda descentralizar la generación de contenidos y que varias personas puedan contribuir conjuntamente al mantenimiento del blog, enriqueciéndolo con temáticas, estilos y perspectivas más variados.

Descubre qué personas expertas dentro de tu empresa tienen facilidad para expresarse con claridad por escrito y anímalas a publicar.

Pon un blog en tu empresa

Los blogs de empresa no sustituyen al sitio Web corporativo de la misma forma que la comunicación que la ésta desarrolla a través de las redes sociales en las que participa tampoco sustituye al blog.

Cada entorno cuenta con sus peculiaridades específicas y mientras que la Web corporativa suele ser bastante rígida en cuanto a arquitectura y estilo, el blog se muestra, por el contrario flexible, algo más informal y mucho más cercano.

Es el lugar perfecto donde generar contenido orientado a nuestros usuarios que después podemos amplificar a través de las distintas redes sociales que actúan como “caja de resonancia” del blog. Como hemos visto, para aprovechar todo su potencial es preciso que el blog esté alineado no sólo con la estrategia de comunicación de la empresa sino con el resto de herramientas del marketing mix: SEO, redes sociales, Web corporativa, e-mail marketing…

Nosotros hemos apuntado algunas de las ventajas diferenciales que advertimos en los blogs. ¿Te animas a complementar las que hemos citado?

Fernando Maciá
Autor: Fernando Maciá
Fundador y director general de Human Level y SEO experto. Director del Máster en SEO SEM Profesional de KSchool y autor de libros sobre posicionamiento, marketing digital y redes sociales en Anaya Multimedia.

Únete a la conversación

10 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Muchas gracias por los artículos de su sitio. Muy educativos.

    Quisiera preguntar de que manera se evita la acción de (copy and paste) de tus artículos.
    Veo que ustedes evitan y desestimulan la copia de su información.

    Me gustaría saber de que manera se hace. Muchas gracias de antemano por la orientación que puedan brindarme o por los recursos que me puedan dar para encontrar la información.

    Nidia

  2. Hola Fernando! A colación de lo que comenta Soraya, quiero hacerte una consulta (He llegado hasta aquí por tu recomendación del artículo en el foro del Máster):

    ¿Qué pasa si no utilizan un artículo completo, pero sí más de 75% del mismo? ¿Se contempla como duplicado por Google? (Me ha sucedido hace poco y no sé si pedir que lo modifiquen o si no hace falta).

    Un saludo,

    Patricil

    1. Hola Patricia,

      Yo sí pediría que lo modificaran. Un 75% no es una referencia, es prácticamente un plagio. No te sabría decir qué porcentaje es necesario para que Google lo considere duplicado, pero yo preferiría que no lo publicaran.

      Un cordial saludo,

      Fernando.

      1. Por cierto, ahora se me plantea otra duda. ¿Cómo anunciar en tu web que sólo pueden distribuir artículos derivados de la obra original o bien pequeños extractos del mismo? ¡El certificado Creative Commons no contempla ninguna de estas dos opciones!

  3. Hola
    Me ha gustado el post: el contenido y la sencillez. Pero, hay algo que no cuadra, o que yo no acierto a comprender. Veo que, si yo quisiera usar sus argumentos (por ejemplo citándole en un post) tendría que pedir permiso por escrito!!!! Una política de copyright como la suya (sin duda correcta) es, desde mi punto de vista, inviable en una estrategia de marketing de contenidos. Se contradice con todos los principios de social media que, además, se basa en la viralidad.

    1. Hola Soraya. Agradezco tu comentario. Hasta hace unos meses, nuestra política era permitir la republicación de nuestros artículos siempre que se hiciera de forma íntegra, respetando los enlace activos e incluyendo la línea de crédito correspondiente. Durante muchos años, hubo quien respetó estas directrices y quien no, aunque optamos por permitir la republicación porque los enlaces entrantes nos beneficiaban. Las últimas actualizaciones del algoritmo de Google, por el contrario, penalizan el contenido duplicado. Es por ello que queremos desincentivar el plagio de artículos completos y que se republiquen en otros sitios. Esto no impide que quien quiera pueda reproducir un fragmento de un artículo para citarlo, comentarlo, criticarlo o lo que guste. Esto no va contra el copyright y nos parece estupendo. Pero dado que a nivel de SEO ya no obtenemos ningún beneficio en la republicación por otros medios, preferimos dificultar en la medida de lo posible que esto se lleve a cabo. Espero haberte respondido. Un cordial saludo.