Cómo vender en Internet

Raúl Carrión

Escrito por Raúl Carrión

Si tienes un alma emprendedora y te gustan las nuevas tecnologías es muy probable que en algún momento se te haya pasado por la cabeza la idea de montar una tienda online.
Esta idea suele diluirse cuando comprobamos todos los aspectos que debemos controlar para que nuestro negocio online tenga éxito, pero la verdad es que no es tan complicado: sólo debemos dividir la planificación del negocio en partes lógicas, intentando hacerlo lo mejor posible en cada una de ellas.

Producto

Vamos a vender por Internet, genial, pero… ¿Qué vamos a vender? En contra de lo que se ha comentado en círculos súper optimistas 2.0, en Internet no podremos triunfar si no ofrecemos el producto adecuado. Para saber si nuestro producto es adecuado deberemos hacernos las siguientes preguntas:

¿Mi producto es competitivo?

Es decir, ¿tiene las características necesarias para ser al menos tan atractivo como los productos de la competencia?
Para dar respuesta a esa pregunta tendremos que hacer un estudio de competencia y comprobar si podemos competir en precio o en valor. Deberemos tener en cuenta que Internet facilita al comprador la comparación de productos previa compra, por tanto, si establecemos un precio muy superior al de la competencia, tenemos pocas opciones de vender.

¿Mi producto puede tránsitar sin problemas?

En este momento, debemos preguntarnos si a la hora de enviar nuestro producto existe alguna cuestión que pueda complicar la entrega, estas son las cuestiones más habituales:

Caducidad del producto

Si nuestro producto tiene una vida útil limitada, debemos tener una gran rotación y tiempos de envíos muy cortos. Además el precio del producto debe asumir los costes de los productos que terminen siendo desechados.

Productos refrigerados

El gran inconveniente de este tipo de productos es que encarecen el almacenamiento y el envío.

Productos frágiles

Aumentan el número de devoluciones, y por tanto, un aumento en el coste de los envios asociados al pedido.

Clientes

Una vez tenemos definida la cartera de productos que deseamos vender, vamos a analizar a nuestros potenciales clientes.

¿Cómo buscan nuestro producto?

Un mismo producto o servicio puede ser buscado de múltiples formas en base a factores sociodemográficos: edad, sexo, nacionalidad, nivel económico, educación, etc.
Para conocer como nos buscan, podemos emplear la herramienta sugeridora de palabras clave de Google (Google Keyword  Planner), la cual nos proporcionará tres datos relevantes al introducir el nombre de nuestros productos:

  • Términos similares empleados por nuestros potenciales clientes.
  • Número de búsquedas locales y globales para dichos términos de búsqueda.
  • La competencia para esos términos de búsqueda.

Conocer el volumen de la demanda y su tendencia

Emplearemos Google Trends para conocer como evoluciona la demanda y si tiene estacionalidad, además nos informará de:

  • Tendencia de los términos buscados
  • Ciudades donde son más buscados
  • Términos de búsqueda relacionados

Logística

El paso siguiente es planificar la logística de nuestra tienda online: como vamos a almacenar el producto y cómo vamos a servirlo.

Tipo de almacenamiento

A la hora de almacenar el producto tenemos tres posibilidades:

  • Almacenarlo nosotros mismos
  • Solicitarlo al distribuidor en el momento de la compra
  • Contratar una empresa de almacenaje

Nuestra decisión variará en base a los costes que podemos soportar y el tiempo de entrega asumible por el comprador final.

Transporte

Realizaremos un estudio de las diversas empresas de transporte especializadas en comercio electrónico. Sus precios variarán en función de la naturaleza del producto, de las zonas de entrega y del plazo de envío.

Cuestiones legales

Al tratarse de una Web deberemos cumplir con la ley de protección de datos y disponer de una sección de nota legal donde se informe del tratamiento de los datos y de las condiciones de compra.
Además deberemos darnos de alta como autónomo o como empresa en el momento que superemos en ventas el salario mínimo interprofesional, es decir, desde el principio.

Aplicación Web

Una vez solucionadas las cuestiones anteriores comenzaremos a trabajar en nuestra tienda online propiamente dicha.

Dominio

El primer paso será escoger un buen dominio que sea fácil de recordar, de comunicar, de teclear, etc. Si estás interesado en profundizar tus conocimientos sobre como elegir un dominio te recomiendo la lectura de este artículo: “Cómo elegir mi dominio”.

Gestor de contenidos

A la hora de elegir el gestor de contenidos tenemos varias posibilidades:

Desarrollo Web propietario

En esta modalidad adquirimos una tienda online, ya sea con un CMS de código abierto o con programación propia.
Como principal ventaja encontramos que tenemos el control total de la aplicación, y como desventaja la inversión inicial que debemos realizar para poner en marcha nuestro comercio electrónico.

Desarrollo Web en alquiler o como servicio

Una nueva tendencia en expansión es contratar nuestra tienda online como servicio, pagando una cuota mensual tendremos las mismas funcionalidades que con una tienda propietaria evitando realizar la inversión inicial.

Hosting

Si optamos por un desarrollo Web en propiedad deberemos contratar un servicio de alojamiento Web (hosting) para que nuestra tienda online esté publicada en Internet.
El coste de este servicio dependerá del espacio en disco y de la transferencia consumida.

Medios de pago

El último paso de la puesta en marcha de un comercio electrónico es la configuración de los diversos medios de pago que ofreceremos a nuestros compradores.

Transferencia

Este método es uno de los más utilizados por las personas que desconfían de introducir los datos de su tarjeta bancaria en Internet. La tienda online genera un pedido e informa al comprador del número de cuenta donde debe realizar el ingreso para que la compra sea efectiva.

Pasarela de pago

El método por excelencia, la tienda online dirige al usuario a la pasarela de la entidad bancaria contratada para que introduzca los datos de su tarjeta de crédito. En ese preciso momento la compra es efectiva.

PayPal

Método de pago seguro en expansión, la compra se realiza mediante la cuenta de PayPal del cliente, con lo que se evita que el usuario tenga que introducir los datos de su tarjeta de crédito.
A la hora de seleccionar los medios de pago de nuestra tienda online tenemos que dar las máximas facilidades a nuestros potenciales clientes.

Estrategias de marketing online

Una vez publicada nuestra tienda online, nuestra aventura en el comercio 2.0. acaba de comenzar. Ahora deberemos trabajar en atraer más visitantes y en que los visitantes que llegan cada vez compren más, para ello trabajaremos en analítica web, posicionamiento en buscadores, anuncios patrocinados, visibilidad en redes sociales, email marketing, conversión, etc.

¡Mucha suerte a todos los emprendedores 2.0!

Curso Online Cómo vender en Internet

 

Raúl Carrión
Autor: Raúl Carrión

Únete a la conversación

1 comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Estoy de acuerdo en su articulo en concreto pero cre que una premisa importante es plantearse si vamos a ser competitivos en internet o si quizas debemos especializarnos en algun producto mas especializado de nuestro catálogo para asi poder darle un valor añadido y asi confeccionar una estrategia de marketing adecuada desde el principio.