Gestor de contenidos (CMS)

Gestor de contenidos CMSEn el ámbito de la programación, se le llama gestor de contenidos o CMS (por sus siglas en inglés: Content Management System) a la aplicación o software que nos permite crear un sitio Web, así como editar, modificar y personalizar su contenido.

Se trata, por tanto, de programas informáticos muy completos y versátiles que facilitan la creación, gestión y la administración de un sitio Web, con una interfaz que incluye numerosas herramientas para la maquetación del contenido y su presentación. Adicionalmente, algunos gestores de contenido permiten además la instalación de diversos plug-ins, extensiones, módulos y otros complementos que aumentan sus posibilidades de gestión y personalización.

Niveles de usuario en los gestores de contenido

A menudo los gestores de contenido permiten establecer varios niveles de usuario que delimitan los permisos y el acceso de las diferentes entidades que colaboran en un sitio Web. Pueden variar de un caso a otro, pero los más comunes suelen ser:

  • Administrador: el nivel más alto, cuyo acceso al gestor de contenidos es total. El administrador puede modificar cualquier aspecto del sitio Web, la estructura, el contenido de sus páginas y como éste es mostrado a los usuarios.
  • Editor: puede editar el contenido de las páginas, pero de manera muy selectiva. Su acceso suele estar limitado a los textos.
  • Colaborador: este tipo de perfil de usuario normalmente sólo puede crear entradas en borrador y redactar su contenido, pero la publicación se lleva a cabo por otro tipo de usuario cuyos permisos son de un nivel más alto.

Ventajas de los gestores de contenido

Los gestores de contenido ofrecen diversas ventajas, pero su beneficio radica principalmente en el hecho de que gracias a ellos nos evitamos el trabajo de tener que crear un sitio web «desde cero», pues empezamos a construirlo partiendo de una base que ya es bastante sólida. Por tanto, esto supone un considerable ahorro de tiempo y recursos.

También destacan:

  • Facilidad de uso. En general, no es obligatorio contar con conocimientos avanzados de programación para poder crear nuestro propio sitio web utilizando un gestor de contenidos, ya que suelen ser bastante intuitivos.
  • Flexibilidad en la creación y eliminación de páginas y contenidos. Los gestores de contenido nos permiten crear páginas nuevas y eliminar las que ya no necesitamos de una forma muy sencilla.
  • Open-source. Aunque no todos los CMS son de código libre, aquellos que sí lo son suelen ser realmente completos, con la ventaja añadida de estar apoyados por una comunidad que no para de generar todo tipo de recursos y funcionalidades para que personalices tu sitio hasta el más mínimo detalle.
  • Plugins. Ligado al punto anterior, los plugins introducen funcionalidades adicionales muy interesantes, y son muy fáciles de configurar e instalar (e igualmente sencillos de eliminar si no los necesitamos). Por ejemplo, WordPress cuenta con plugins muy completos para la optimización del posicionamiento en buscadores, como Yoast SEO u All in One SEO.

Inconvenientes

Aunque las ventajas de los gestores de contenido prevalecen sin duda alguna sobre los inconvenientes de este tipo de software, también es interesante tenerlos en cuenta:

  • Son más vulnerables a los problemas de seguridad. Especialmente en lo que se refiere a los plugins, temas y módulos adicionales de código abierto. Es importante mantenerlos siempre debidamente actualizados a la última versión, para reducir el riesgo de que nuestro sitio salga mal parado.
  • Flexibilidad en la personalización. Si bien es cierto que los CMS suelen ser altamente personalizables, hay que tener en cuenta que podemos encontrarnos con algún que otro callejón sin salida en determinadas ocasiones. Esto, evidentemente, no sucede con desarrollos propios y/o a medida, donde básicamente podemos hacer lo que nos apetezca en cuanto a su personalización.
  • Código fuente más pesado. En muchas ocasiones los gestores de contenido generan mucho código basura, especialmente si utilizamos muchos plugins cuyo funcionamiento no conocemos bien, o cuando nuestros conocimientos de programación son muy escasos y no somos conscientes de todos los elementos que componen nuestro sitio web. Esto puede conllevar deficiencias de WPO y empeorar la experiencia de usuario.

Algunos de los gestores de contenidos más conocidos

En función del propósito para el que vayamos a utilizarlo, nos conviene elegir uno u otro. Algunos CMS –como PrestaShop o Shopify– se centran en proporcionarnos una forma más rápida de construir nuestro propio comercio electrónico, mientras que WordPress o Joomla! son más genéricos y permiten crear todo tipo de sitios web, tanto con fines comerciales como no.

Referencias adicionales

    Contenidos
    Autor: Contenidos