Llamamos Above the Fold o primer pantallazo a aquella parte de la página web que es visible tras ser cargada. Aunque actualmente este término es utilizado en el campo del marketing online, ya era empleado en el terreno de los medios impresos para indicar si un anuncio aparecía en un lugar del sitio web visible sin necesidad de hacer scroll.

Se conoce como Above the Fold al apartado de un sitio web que el usuario ve sin tener que desplazarse hacia abajo con el ratón

Qué es above-the-fold

Cualquier sitio web cuenta con dos partes bien diferenciadas, por un lado la parte superior y, por otro, la parte inferior, también conocida como “below the fold, esto es, aquella que sólo podemos visualizar si nos desplazamos hacia abajo.

Por norma general, en la parte superior de la página se suelen ubicar los elementos más relevantes del sitio web, es decir, aquellos que van a captar la atención del usuario desde el minuto uno. Con esto se persigue que el usuario permanezca en la página el mayor tiempo posible y no salga de ella, disminuyendo así el porcentaje de rebote.

Surgimiento de nuevos dispositivos

Pero la aparición y el nacimiento de nuevos dispositivos con conexión a internet lo cambió todo. Ahora esta parte de la página no es tan relevante como lo era antes, ya que ahora cuenta con un carácter cambiante, es decir, se modifica dependiendo del dispositivo desde el que se acceda.

Una tablet no cuenta con las mismas dimensiones que un ordenador de mesa y, por tanto, tampoco podremos visualizar lo mismo. Por ello la idea de mantener los elementos más importantes en la parte superior de la página ha ido perdiendo fuerza con el tiempo y está cayendo en desuso.

Primer pantallazo de Human Level visto desde diferentes dispositivos

La importancia de cuidar el diseño de nuestra página

En un panorama como el actual, en la que la variedad de dispositivos hace imposible medir con exactitud la efectividad de contar con los elementos más relevantes en la primera parte de la página, se hace crucial cuidar el diseño de la página y mantenerla con un aspecto atractivo que anime al usuario a seguir navegando por ella. Para ello deberemos repartir el contenido de forma equitativa a lo largo de toda la página, sin concentrar la información en la parte superior.

La cabecera de nuestra página no debe contener una gran cantidad de información, sino que debe incluir información concisa

Prácticas que debemos evitar durante el diseño de nuestra página:

  • Insertar todo el contenido en la primera parte de la página.
  • Incluir cabeceras poco concisa y con gran cantidad de información.
  • Contenido poco atractivo o no relacionado con la actividad de nuestro negocio.

El primer pantallazo de un sitio web es como aquella primera impresión que nos llevamos de una persona cuando la vemos por primera vez, esto es, si no nos convence desde el primer momento, puede que ya no volvamos a establecer ningún tipo de contacto con ella. Con los sitios web ocurre lo mismo, si el usuario accede y no le gusta lo que ve, no dudará en salir de ahí y buscar otra página. Es más, si vuelve a coincidir con tu página en cualquier otra búsqueda relacionada que haga, directamente no entrará porque ya sabrá lo que se va a encontrar. Debemos evitar estas “malas impresiones” y apostar por los