¿Qué es un Interstitial?

Según la definición que aparece en nuestro libro Marketing online 2.0, un interstitial en el ámbito del marketing digital y la publicidad online es:

Un banner que ocupa toda la ventana del navegador. Se denomina interstitial porque suele aparecer entre el clic de un usuario en un enlace y el contenido al que apuntaba el enlace, o bien antes de la descarga de la primera página. En ocasiones, se muestra en la propia página de inicio del sitio web de forma que obliga al usuario a hacer clic para saltar la publicidad y acceder al contenido. Al cubrir la mayor parte del área visible de la pantalla, los interstitials resultan muy eficaces para llamar la atención del usuario. Sin embargo, para la mayoría de ellos resulta muy intrusivo. Un abuso en la frecuencia de interstitials habitualmente resulta en un aumento de la tasa de rebote.

Y es cierto que los interstitials –ya sean de tipo pop-up o de ventana completa– resultan muy molestos cuando accedemos a un sitio web, debido a que nos impiden el acceso al contenido deseado sin antes hacer un clic en el aspa de cierre para ocultarlo y poder continuar con la navegación.

Existen interstitials que pueden tener una duración determinada y ésta puede ser definida por el propietario del sitio web. Una vez pasen los segundos establecidos, el interstitial se cerrará automáticamente y permitirá al usuario acceder al sitio web con normalidad.

Interstitials y usabilidad

Evidentemente, al ser un tipo de anuncio muy intrusivo, los interstitials y la usabilidad son dos conceptos que no se llevan nada bien, por lo que se recomienda evitar su uso en los sitios web, independientemente de su naturaleza. De esta manera, conseguiremos proporcionar a los usuarios la mejor experiencia de navegación por nuestro portal, y no contribuiremos activamente a aumentar su tasa de rebote. Si bien un interstitial puede tener cierta utilidad al ofrecer un CTR más alto que otros tipos de publicidad display –como el banner– éste a menudo se debe a que el usuario ha hecho clic en el anuncio por equivocación intentando cerrarlo.

Por otra parte, dado que el tráfico móvil ya supera el tráfico que llega desde dispositivos desktop, Google ha hecho oficial que a partir del 10 de enero de 2017 su robot considerará negativo y podrá penalizar el uso de estos elementos publicitarios cuando se muestren en dispositivos móviles. Esta decisión se debe a que los interstitials no sólo ralentizan la carga de las páginas, sino que además dificultan la opción de cerrarlos desde estos dispositivos, al tratarse de elementos que en demasiadas ocasiones no cuentan con un diseño responsive. Evidentemente, esta medida no afectará a todos los anuncios intersticiales por igual, pero es importante tenerla en cuenta.

Tipos de contenido que puede contener un anuncio intersticial

El contenido de los interstitial puede ser muy variado. Generalmente, y a diferencia de los banner, pueden contener gráficos de tamaño más grande, así como applets interactivos de Java, con vídeos y animaciones, entre otros.

Referencias: