Cómo hacer marketing de contenidos relevante, trascendental y adaptado a tus usuarios

Desde hace ya algunos años la creación de contenido se ha hecho un hueco muy importante en las estrategias de marketing online de muchas empresas, tanto grandes como pequeñas, buscando:

  • Por un lado, ganar mayor relevancia a ojos de los buscadores y ser más visibles en la red.
  • Y por otro, aún más importante, ofrecer a sus clientes una experiencia de usuario mejorada y de mayor calidad, con el objetivo de aumentar su confianza y fidelización.

El CMI define el marketing de contenidos de la siguiente manera:

El marketing de contenidos es un enfoque estratégico de marketing centrado en la creación y distribución de contenido valioso, relevante y coherente, con el fin de atraer y retener un público bien definido, y, finalmente, para impulsar la acción rentable del cliente.

La demanda por contenidos de calidad crece de manera imparable, y anticipar las necesidades de los usuarios no es fácil. Sin embargo, con este artículo pretendemos revisar algunas de las técnicas que nos ayudarán a crear un lazo más estrecho con nuestros clientes, amplificando la conexión con nuestro público objetivo a través del contenido de nuestro sitio web.

Como suele ocurrir en el cambiante entorno digital, para estar a la altura hay que ir siempre un paso más allá, si queremos diferenciarnos de la competencia. Hay que crecer, evolucionar e innovar, conforme el número de internautas y su participación activa en la red se incrementa de manera desproporcionada año tras año. Tenemos que contar con generaciones enteras que ya han nacido en una sociedad nueva transmutada por la Revolución Digital que no saben lo que es vivir sin Internet, donde el futuro es ahora y todo el mundo tiene la información que necesita al alcance de un clic.

Desarrollo de tu estrategia

No hay que precipitarse. Antes de ponernos a generar contenido sin más, es sumamente importante organizarnos y definir una estrategia de marketing de contenidos que tenga en cuenta los múltiples aspectos que intervienen en este proceso. Nos conviene preguntarnos:

  • Cómo vamos a abordar esta tarea y quién se va a hacer cargo.
  • Con qué recursos contamos para hacerla realidad.
  • Qué objetivos queremos conseguir y en función de qué factores vamos a medir su consecución.
  • Cuáles son los temas que queremos tratar en nuestro sitio web, y el orden de prioridad en el que vamos a exponerlos.

Una vez tengamos esta base, también tendremos que establecer una planificación y un calendario que seguiremos rigurosamente.

Adaptarse o estancarse: mobile-first es una realidad

Además de vivir en una era digital, hoy en día también vivimos en la era móvil. Seguro que ya habrás escuchado y leído numerosos artículos y noticias anunciando el fin de la era desktop tal y como la conocemos.

¿Qué desafíos nos presenta este hecho? Ahora también tenemos que cuidar el que, además de ofrecer información valiosa, ésta esté presentada en un formato adaptado a las pantallas de los móviles de tamaño mucho más reducido que la de un ordenador sobremesa o portátil, y por lo tanto, nuestro sitio web debe contar con un diseño cien por cien responsivo, usable y claro. Debemos aprender rápidamente no sólo a condensar eficazmente el contenido, sino a redactarlo y estructurarlo para que nuestros usuarios sean capaces de escanearlo sin mayor dificultad y conseguir la información que estaban buscando.

Emotional targeting como técnica básica para favorecer la empatía

Son muchos los estudios que dictan que los sitios web que son capaces de conmover al usuario y dejar en él una huella emocional con su estrategia de marketing de contenidos generan mejores resultados en múltiples aspectos: intención de compra, beneficios, ventas, conversiones, etc. El targeting a nivel emocional nos permite conectar con nuestro público objetivo de una manera mucho más profunda que si empleamos cualquier otro método, ya que con esta técnica estamos utilizando el lenguaje de nuestros usuarios y una manera mucho más humana de acercarnos a ellos.

Aprende a conectar tu negocio con los sentimientos de tus usuarios, pues éstos nunca perderán su relevancia. Todos queremos sentir que pertenecemos o que formamos parte de algo; alude a sus recuerdos, experiencias, relaciones, gustos y preferencias… No sólo llamarás su atención y apelarás a su sensibilidad, sino que además entenderás mejor a tus clientes, creando una afinidad irreemplazable entre tu marca y ellos.

Medios, canales y formato

Hay una infinidad de medios y canales a través de los cuales puedes ofrecer tu contenido, pues no tiene por qué ser siempre a través de artículos bien elaborados en un blog. También puedes transmitir mensajes a través de:

Marketing de contenidos

  • Vídeos.
  • Infografías.
  • Imágenes.
  • Animaciones.
  • Guías y tutoriales.
  • Presentaciones.
  • Podcasts.
  • Entrevistas.
  • Estudios e investigaciones.
  • Y un larguísimo etcétera.

En función del sector de tu negocio y el perfil o perfiles de su público objetivo, un formato o canal será más efectivo que otro. Por ejemplo, si tienes una tienda online y/o física que vende productos para mascotas, una interesante opción a explorar sería la posibilidad de realizar guías y tutoriales sobre el cuidado adecuado de los animales, mediante vídeos, infografías o incluso podcasts.

Por ese motivo es importante, por un lado, estudiar el comportamiento de los usuarios y clientes potenciales, y por otro, mantener abierto un diálogo que te permitirá saber y estar siempre al tanto de qué cosas les mueven, sus preocupaciones, sus gustos… generando engagement y feedback por su parte. Evidentemente, es imposible averiguar qué tipo de contenido va a funcionar en cada caso particular hasta que te pongas manos a la obra y lo pruebes tú mismo. Y no te olvides de medir los resultados para ver qué publicaciones han obtenido mayor repercusión, a través de tus redes sociales, herramientas de analítica web u otros medios.

Creación de contenido

Llegados a este punto, probablemente te estarás preguntando: ¿cómo y sobre qué escribo? Encontrar ideas buenas y originales sobre las que desarrollar el contenido puede ser un rompecabezas, pero no desesperes. Por ejemplo, puedes empezar por definir –en líneas generales– las áreas temáticas relacionadas con tu negocio y marca que te gustaría abordar. Piensa en temas que podrían interesar a tu audiencia y que, al mismo tiempo, te podrían ayudar a conseguir tus objetivos.

Aunque posteriormente descartes algunas de ellas, este ejercicio contribuirá a que las ideas empiecen a fluir con más facilidad. También te puede ayudar:

  • Mirar lo que está haciendo tu competencia directa. Puedes ir directamente a visitar sus sitios web, perfiles sociales o blogs, o echar mano de herramientas como Buzzsumo que te dirigirán directamente hacia el contenido publicado por ellos que más se comparte en las redes sociales por los usuarios.
  • Hacer un estudio de las búsquedas informacionales y consultas típicas que puedan surgir a tus clientes potenciales en relación a tu producto, servicio, o sector de negocio. Puedes hacerlo con Google Keyword Planner y ver su potencial de búsqueda, o con la herramienta Keywordtool.io, que además cuenta con una pestaña «Questions», que te sugiere preguntas interesantes que se podrían plantear tus usuarios.
  • Consultar con el departamento de atención al cliente. Si cuentas con personal especializado que se encarga de este aspecto de tu empresa, no estaría de más consultar con ellos cuáles son las dudas más frecuentes que les plantean los usuarios, ya que al estar en constante contacto con el cliente, conocerán esta información de primera mano y es muy posible que te sugerirán ideas muy interesantes que podrás desarrollar en tu contenido.
  • Comunicarte con tu audiencia, por ejemplo a través de una newsletter o de las redes sociales. Pídeles que participen en una encuesta sobre qué temas les interesaría obtener más información.

Evidentemente, para que una estrategia de marketing de contenidos sea exitosa y funcione, es importante que la persona que vaya a generar el contenido sea creativa y cuente con una buena capacidad para la redacción, así como otras habilidades, en función del formato a través del cual hayamos elegido presentarnos a nuestro target. También ayudaría que contara con unos conocimientos SEO mínimos, ya que la visibilidad en los buscadores nos permitirá ampliar nuestras fronteras.

Unos últimos consejos

  • La creación de contenido consume mucho tiempo y esfuerzo, por lo que es fundamental que planees bien tu estrategia y le dediques los recursos necesarios.
  • También es muy gratificante, ya que es la mejor forma de ganar visibilidad, atraer tráfico y de ser conocido, por lo que la inversión en este aspecto lo merecerá con creces.
  • La medición de los resultados es crucial para saber qué tipo de contenido o temas están funcionando, y qué no nos está aportando nada.
  • No tengas miedo a innovar y a experimentar, ya que del método de prueba y error pueden nacer grandes ideas. ¡Si no lo intentas, nunca lo sabrás!

En definitiva, hoy en día es importante saber aportar valor sin esperar nada a cambio, y hacerlo en el lenguaje que entiende nuestra audiencia. Sin lugar a dudas, es la forma más efectiva de llamar la atención de los usuarios y de asegurarnos que cuenten con nosotros, si bien no hoy, en un futuro muy próximo.

Anastasia
Autor: Anastasia
Consultora de posicionamiento web y traductora en la agencia de Marketing Online Human Level Communications.

Únete a la conversación

4 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. ¡Buenos días!

    Me ha gustado mucho este post sobre marketing de contenidos ^^ Tenéis un contenido muy directo y claro, me apunto este blog para futuras consultas. ¡Gran trabajo!

    Un saludo 😉