El atributo nofollow en los enlaces (sintaxis <a href=”URL de destino” rel=”nofollow”>Anchor Text</a>) impide que fluya el zumo de popularidad de la página origen del enlace hacia la página destino del enlace. Esto quiere decir que la página que recibe el enlace no se beneficia de la popularidad ni credibilidad de la página origen del enlace.

El objetivo del atributo nofollow es impedir que la publicación de enlaces comprados  en sitios Web con un alto PageRank se utilice para falsear el cálculo de relevancia de los sitios Web destino del enlace, obteniendo una ventaja en su posicionamiento en las páginas de resultados.

Google suele penalizar los sitios Web que publican enlaces comprados sin incluir el atributo nofollow bajando el valor visible de su PageRank así como descontando la popularidad procedente de estos enlaces en el cálculo de la relevancia de los sitios Web de destino.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Compártelo!