Aspectos a tener en cuenta antes de emprender

Llevamos demasiado tiempo escuchando eso de “¡emprende!”. Es un término muy familiar y conocido entre todos pero que sólo algunos pocos se han atrevido a experimentar. El camino del emprendimiento es una tarea compleja en la que entran en juego muchos factores, algunos de ellos dependen de nosotros, como la constancia, el esfuerzo y el trabajo; y otros tantos no los podemos controlar: la crisis económica, la demanda del mercado… Sin duda, un concepto que sólo terminan conquistando los más valientes.

Surge la idea

Surgen las ideasNo lo niegues, seguro que alguna vez has tenido una GRANDIOSA idea digna de materializar, pero muchas veces no has sabido qué hacer ni por dónde empezar. El no tener una referencia ni una guía que nos diga los pasos que debemos seguir, muchas veces nos termina echando para atrás y finalmente nuestra idea acaba en cualquier lugar menos dónde debería estar, que es ejecutándose. Lo cierto es que no hay ninguna fórmula matemática que nos diga qué pasos debemos seguir para emprender, pero sí que podemos darte unas pequeñas recomendaciones y consejos que te ayudarán durante ese largo y bonito camino que se hace llamar ’emprendimiento’.

Date a conocer

De nada vale decir soy emprendedor, autónomo, freelance o cualquier otro término al que solemos referirnos cuando hablamos del autoempleo, si estás en tu casa esperando a que el trabajo llame a tu puerta. Crea tu imagen personal y empieza a comerte el mundo.

Sal ahí fuera, crea oportunidades y las ofertas te llegarán.

Una página web o un blog es una opción ideal para comenzar a construir tu reputación e imagen en Internet. Escribe y demuestra lo que sabes, de esta manera todo aquel que lea tu blog se dará cuenta que conoces bien el sector y que sabes de lo que hablas. Dejarás constancia de tu nivel de formación y generarás confianza en aquellos que te leen.

No desesperes, las ofertas llegarán, sólo necesitas tiempo, mucha paciencia e infinidad de dedicación. Sería realmente interesante que añadieses en tu blog una sección de “¿Trabajamos juntos?”, donde especificases qué servicios ofreces. De esta manera todo aquel que esté interesado en trabajar contigo podrá conocer un poco más sobre ti. Las ofertas no tardarán en llegar, sólo tienes que ser paciente.

Divide bien tu tiempo

Los primeros clientes comienzan a llegar. ¡Qué alegría, parece que tanto esfuerzo comienza a dar sus resultados! Ahora que estás en ese momento ‘eufórico’ en el que todavía no terminas de creértelo, debes pararte a pensar en cuestiones realmente importantes que a veces pasamos por alto. Debes aprender a gestionar bien tu cartera de clientes y fraccionar bien tu tiempo para que luego el trabajo no te desborde. Dedica un tiempo determinado a cada proyecto y no sobrepases las horas, sino te verás a las 3 de la mañana en el salón de tu casa terminando una presentación que necesitas para la mañana siguiente.

Sé una persona polivalente

Será justo en el momento en el que te empiecen a salir ofertas de trabajo cuando te des cuenta de que estás obligado a convertirte en una persona polivalente. Tendremos que especializarnos en todo: desde tener conocimientos sobre finanzas, recursos humanos, comercial… Esto es lo que convierte el autoempleo en un modelo de negocio complejo. Eres tu propio jefe a cambio de gestionar y controlar todos los departamentos de la empresa.

Delega responsablidades

¡Oh, qué buena noticia! Parece que todo va viento en popa y no dejan de llegarnos clientes. Ahora llega ese momento de “Me agobio”, “No tengo tiempo para nada”, “Estoy hasta arriba de trabajo”, “El trabajo me desborda”, “Esta noche no he dormido”.

Cuando el volumen de trabajo en tu nuevo proyecto de emprendimiento te desborda...

En ese instante en el que no sabes qué hacer deberás empezar a tomar decisiones. ¿Tu volumen de trabajo ha aumentado tanto que ahora es imposible poder encargarte de todo? Quizás es el momento de contratar a alguien que te eche una mano en aquellas tareas de las que tú no puedes hacerte cargo. Aquí es dónde te conviertes en un emprendedor con conocimientos en recursos humanos y empiezas a realizar una selección exhaustiva para dar con esa persona ideal que trabajará para ti.

En esta fase te decimos lo mismo, “no desesperes”. La búsqueda de una persona cualificada que cumpla las exigencias que pides, no es nada fácil, sino todo lo contrario, es una tarea ardua que hay que tomarse con calma. No tengas miedo en delegar responsabilidades. Te quitará trabajo y podrás dedicar más tiempo a tus proyectos, y de esta manera, ofrecerle una atención más personalizada a tus clientes.

No tengas miedo a decir NO

Cuando tu negocio comience a dar sus frutos y cuentes con una cantidad de trabajo considerable, deberás comenzar a priorizar. Es el momento de despedirte de todos aquellos clientes que te den más tristezas que alegrías. No tengas miedo a decir NO. Con respeto, educación y amabilidad, todo suena mejor.

Si un cliente no te aporta nada, ¿por qué perder el tiempo con él? Deberemos descartar aquellos que menos valor aporten a nuestro negocio.

Cuando nuestro volumen de trabajo crece, necesitamos elegir, y elegir supone desechar algunas opciones.

Fíjate unos horarios

Si eres emprendedor, seguro que has pasado por esta fase. Esas largas noches hasta las cinco de la mañana para acabar ese proyecto del cliente más exquisito de tu empresa y esos sábados madrugando para terminar trabajos que no hemos podido acabar durante la semana. Para que esto no nos pase, debemos saber gestionar nuestro tiempo. Ponte unos horarios y cúmplelos. Dedica un poco de tiempo a cada proyecto (todo depende del volumen de trabajo de cada uno de ellos, claro). Si tu horario es de 8:00 a 14:00h y de 16:00 a 18:00h, ¿qué haces despierto a las dos de la mañana en lugar de estar descansado?

Tener un horario de trabajo establecido te hará llevar un orden en las tareas y tener controlado el tiempo dedicado a cada una de ellas. Las horas que estén fuera de ese horario no cuentan como trabajo, así que ve tranquilo a cenar y olvídate de todo aquello que tenga que ver con proyectos o clientes. Llevar un ritmo tan frenético en el que el descanso no sea una de tus opciones principales te terminará generando consecuencias negativas tales como falta de concentración, fatiga, baja productividad, escaso rendimiento… ¿de verdad quieres llegar a ese punto?

Herramientas para la gestión del tiempo

Gestiona bien tu tiempoHay una gran cantidad de herramientas dedicadas a la gestión de tiempos. Puedes encontrar algunas más tradicionales como el post-it o las agendas (vamos, las de toda la vida), y otras más actuales, que son en las que nos vamos a centrar en las siguientes líneas. Se tratan de una serie de aplicaciones que nacen como herramientas de ayuda para todos aquellos emprendedores a los que el tiempo se les escapa de las manos. Estas apps son de gran utilidad ya que las podemos consultar desde cualquier dispositivo, estemos donde estemos. Podremos tener controlados los tiempos que le dedicamos a cada proyecto y a la misma vez activar alarmas que nos avisen de cuando finaliza una tarea.

Entre la gran selección de aplicaciones que hay actualmente en el mercado, te mostramos algunas de las más prácticas y sencillas de utilizar:

1. Wunderlist

Con Wunderlist podrás crear listas de tareas y priorizar cada una de ellas para para que tengas todos tus tiempos controlados. Esta aplicación te permitirá delegar tareas a los colaboradores de cada proyecto. Presenta un diseño agradable y muy limpio que invita a su uso. Si duda, una herramienta muy útil para cualquiera, pero sobre todo para aquellos freelance que necesitan organizar su tiempo.

2. Nozbe

Con Nozbe podrás dar de alta todos tus proyectos y adjuntar archivos a cada uno de ellos. Esto te permitirá tener todas tus tareas organizadas. Además, podrás sincronizar tu calendario de Google para llevar un mayor control sobre el tiempo dedicado a cada cliente. La aplicación te permite, desde crear una simple lista de tareas, hasta elaborar proyectos de naturaleza mucho más compleja.

4. Evernote

La aplicación Evernote es una herramienta de trabajo que permite crear desde listas cortas hasta investigaciones mucho más complejas. Además, te ofrece la posibilidad de recopilar y guardar todo lo que importes, para que no pierdas en ningún momento la información con la que estás trabajando. También puedes realizar comentarios, lo cual permite que se cree feedback entre los colaboradores de un proyecto concreto. Por último (pero no menos importante), otra de las funcionalidades que pone a tu alcance la aplicación es la opción de realizar presentaciones, que te serán muy útiles para tus reuniones y conferencias.

Evernote dispone de un modelo Freemium, en el que puedes disfrutar de las opciones básicas de la aplicación de forma gratuita, y otro Plus y Premium, que te permite acceder a un mayor número de funcionalidades y opciones de la herramienta por un pequeño pago anual.

5. Do it

Do it es una aplicación muy sencilla y fácil de utilizar. Podrás programar tareas pendientes para hoy y para mañana. Ideal para todos aquellos amantes de las herramientas tradicionales. Podemos decir que es un tipo de agenda (de esas de las de toda la vida).

6.Astrid

Su diseño limpio, claro y actual convierte a esta aplicación en una herramienta muy atractiva para el usuario. Crea una lista de tareas y añade colaboradores a cada una de ellas. Además, una de sus funcionalidades más interesantes es que te permite adjuntar comentarios a cada proyecto, por lo que podremos ir haciendo un seguimiento de cada uno.

7. Producteev

Presenta un modelo freemium, con un servicio más limitado y otro premium, que permite disfrutar de todas las funcionalidades y opciones de la aplicación. Da de alta tus proyectos y añade a los colaboradores que vayan a participar en él, de esta manera podrás tener distribuidas las diferentes tareas entre los miembros de tu equipo. Además podrás subir archivos y descargarlos siempre que quieras, así podrás estar al día de cómo van progresando cada uno de los proyectos.

No dejes de formarte

Libros para seguir formándoteTu nivel de formación va a influir en el servicio que ofrezcas a tus clientes. Cuanto más formado estés y más conocimientos tengas, mejores servicios serás capaz de dar, más satisfechos se sentirán tus clientes y mejores resultados conseguirás. Formarte es una cuestión que adquiere un interés considerable y más aún si el sector en el que te mueves requiere estar en constante aprendizaje. En el marketing online, comercio electrónico y todo aquello relacionado con internet, todo cambia de un día a otro, por ello debemos estar atentos, para saber adaptarnos a esos cambios y poder ofrecer el mejor servicio.

Deberás actualizarte constantemente para mejorar. Enriquecerás tus conocimientos y adquirirás otros nuevos que te ayudarán a crecer como profesional, sea cual sea el sector en el que te muevas. De nada vale utilizar las fórmulas del pasado en el futuro, pues quizás en el presente ya no sirvan de mucho.

Ten confianza en ti mismo

No dejes de confiar y creer en ti, pues nadie más lo hará. No decaigas aunque tengas momentos en los que querrás darte por vencido. No olvides que los logros más grandes nacen de las batallas más pequeñas. ¡Ánimo!

No tengas miedo a la oscuridad, enfréntate a ella. No esperes el momento perfecto, créalo. No esperes oportunidades, búscalas.

Contenidos
Autor: Contenidos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *