Este es una modelo de coste que se basa en el pago de un importe por cada clic obtenido en anuncios. El caso más común es que con cada clic se obtenga una visita en la página web anunciada.

El CPC se basa en el pago de un importe por cada clic obtenido en los anuncios.

Si los anuncios están especialmente diseñados para aparecer en dispositivos móviles con la capacidad de realizar llamadas, existe la posibilidad de que, al hacer clic, realice una llamada directamente al negocio.

Cuando un usuario hace un clic en un anuncio de nuestra marca normalmente muestra un interés por ella, por lo que el tanto por cien de conversión de visita en cliente, suele ser mucho mayor comparado con el modelo de coste por impresiónque únicamente asegura impresiones del anuncio.coste por clic cpc

Para que este modelo sea rentable es importante que el anunciante conozca sus estadísticas de tráfico e identifique qué porcentaje de las visitas se convierte finalmente en cliente. Dentro del coste por clic, es importante diferenciar la fuente de la visita. Si la visita proviene de un buscador, su conversión será probablemente más alta que si proviene de una campaña de banners, debido a que el usuario ha realizado una búsqueda relacionada con el anuncio, lo que demuestra un interés, mientras que los anuncios de banners suelen ser mostrados a todos los usuarios, tantos a los que pueden estar interesados en el producto o servicio, como a los que no.

Para conocer la rentabilidad de las campañas basadas en CPC  es importante que el anunciante conozca sus estadísticas de tráfico e identifique qué porcentaje de las visitas se convierte finalmente en cliente.

La mayoría de plataformas publicitarias actuales como Google AdWords, Facebook Ads, Twitter Ads, Bing Ads,etc, basan la mayoría de sus campañas en modelos de coste CPC, aunque existen más alternativas dependiendo del formato del anuncio o de los diferentes tipos de campañas.

Como comparativa del marketing tradicional, el coste por clic es lo que estamos dispuestos a pagar por cada persona que entra en nuestra tienda, se inscribe en una base de datos para recibir mailings,etc.

Algunos ejemplos de coste por clic

Una empresa de limpieza, publicita sus servicios de limpieza de oficinas a través de anuncios con una estrategia de puja CPC. El anuncio se ha mostrado 1.000 veces y la página web de la empresa ha recibido 50 visitas provenientes del anuncio. Si el coste CPC es de 0,25€, con 50 clics obtenidos el coste será:

0,25€ x 50 = 12,5€

Una empresa de alquiler de coches realiza una campaña específica de anuncios para dispositivos móviles con posibilidad de realizar llamadas. La campaña, que se anuncia para usuarios que estén en un radio de 20km de distancia del aeropuerto de Madird, ha mostrado los anuncios 500 veces, se han realizado 20 clics y  la empresa ha recibido 15 llamadas. El coste por clic es de 0,50€, por lo tanto, al recibir 20 clics, el coste total será el siguiente:

0,50€ x 20 = 10€

Hay que tener en cuenta que además de los clics recibidos, en ambos casos, los usuarios han sido impactados por las impresiones de los anuncios, sin suponer ningún coste adicional para el anunciante.

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Compártelo!