Los servidores dedicados, como su propio nombre indica, son servidores que solamente son utilizados por un usuario o empresa. En este caso, las máquinas, licencias, etc., pertenecen a la empresa de hosting que ofrece el servicio, quien también generalmente asume la gestión de estos servidores y garantiza su funcionamiento ininterrumpido.

Cuando se va a elegir un servidor dedicado es muy importante conocer qué características son las más importantes. Estas dependerán de los requisitos y necesidades de la página o páginas Web que se deseen alojar.

Los servidores dedicados son utilizados solamente por un usuario o empresa para alojar sus páginas Web o aplicaciones de forma exclusiva

servidor-dedicadoA continuación se describen algunas de las características más importantes que hay que tener en cuenta antes de contratar un servidor dedicado:

  • Sistema operativo: dependiendo de las necesidades de los sitios Web que se pretendan alojar, habrá que elegir entre sistemas basados en Linux o en Windows
  • Memoria ram y procesador: de la capacidad de procesamiento y de la memoria dependen factores tan importantes como la velocidad con la que será mostrada la Web o la cantidad de visitas simultaneas que pueda tener.
  • Disco duro: la capacidad del disco duro será la que permita almacenar más o menos información. Hay que tener en cuenta que no solamente ocupan espacio los archivos de los sitios Web, también necesitan capacidad de almacenamiento las cuentas de email y las bases de datos.
  • Tráfico: se refiere a la cantidad de tráfico que se trasfiere tanto de entrada como de salida. Para este tipo de servicio, el tráfico suele ser desde cientos de Gigabytes hasta ilimitado.
  • Infraestructura: una infraestructura de red optimizada con una conexión de 1Gbps permitirá que recibir una gran cantidad de visitas sin perder velocidad. Además, es importante contar con varios proveedoras de conectividad para que en caso de que falle alguno contar con alguna alternativa.

Como todos los servicios de alojamiento, los servidores dedicados también tienen sus ventajas y desventajas. A continuación describiremos las más importantes.

Ventajas de los servidores dedicados

  • Exclusividad: El cliente se asegura de que toda la capacidad contratada se dedica en exclusiva a su propia aplicación Web y de que fallos de otros clientes no afectarán a la disponibilidad ni a la rapidez de su sitio en Internet.
  • Acceso total: en este caso se tendrá acceso total al servidor pudiendo realizar las configuraciones necesarias para que las páginas Web alojadas funcionen de forma correcta.
  • Instalación de aplicaciones propias: al tener el servidor en exclusividad se pueden instalar aplicaciones propias u otras que requieran de configuraciones especiales y no habrá ningún problema en adaptar el sistema para su correcto funcionamiento.

Desventajas de los servidores dedicados

  • Precio: el precio de los servidores dedicados suele ser el más alto de todos los servicios de hosting que se puedan contratar.
  • Administración: normalmente se requiere de personal especializado para realizar las tareas de instalación, gestión y optimización de la máquina. Esta gestión puede ser contratada a parte, dependiendo del proveedor, aunque esto incrementará sensiblemente el precio.

Los servidores dedicados están especialmente indicados para alojar páginas web con altos requisitos de rendimiento, como sitios web con una gran cantidad de visitas concurrentes.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Compártelo!