“Canonical” es un elemento de enlace que se usa para luchar contra el contenido duplicado de un sitio web. Es una sugerencia hacia Google que le indica cómo queremos que indexe nuestra página.

En ocasiones, el elemento canonical puede utilizarse como un redireccionamiento, en el sentido en que Google puede dejar de indexar una página en pro de indexar aquella que se estipula en su canonical, solventando así el problema del contenido duplicado. Sin embargo, el canonical, al contrario que un redireccionamiento 301, no transmite el zumo de popularidad a la URL de destino.

Tambien debemos recordar, que el elemento canonical es solo una directiva para Google y no una orden, por lo que si éste no le encuentra la lógica, no tiene porqué aceptar estas directrices.

Al establecer la URL canónica se recomienda estipular la URL absoluta y no relativa. Por ejemplo, para establecer la URL canónica de la URL http://www.humanlevel.com/diccionario-marketing-online/elemento-de-enlace-canonical/:

  • Estaría correctamente implementado: <link href="http://www.humanlevel.com/diccionario-marketing-online/elemento-de-enlace-canonical/" rel="canonical“>
  • Estaría incorrectamente implementado: <link href="/diccionario-marketing-online/elemento-de-enlace-canonical/" rel="canonical">

En qué casos usar el elemento de enlace “canonical”

Existen muchos casos en los que deberíamos usar el elemento de enlace “canonical”.

Fichas de producto duplicadas

Por ejemplo, si una tienda online no tiene una arquitectura optimizada, es muy probable que encontramos fichas de producto duplicadas simplemente porque en su día las incluimos en distintas secciones:

  • Balón de pilates ‘pro41X’ en la sección ‘Pelotas': http://deporteatope.com/pelotas/balonpro41X.html
  • Balón de pilates ‘pro41X’ en la sección ‘Pilates': http://deporteatope.com/pilates/balonpro41X.html

En estos casos, Google estaría indexando dos URLs distintas con el mismo contenido, algo que no le gusta nada. Solo hay que pararse a pensar en uno de sus grandes algoritmos más actualizados y temidos: Panda, que se dedica a penalizar y bajar en los rankings a aquellas webs que presentan un alto índice de contenido duplicado en sitio.

URLs parametrizadas

Otro ejemplo serían las distintas presentaciones de producto que pueden dar lugar a URLs parametrizadas que filtran las características de éste. Por ejemplo, si nuetro balón pro41X tuviese distintos colores y tamaños, podríamos encontrar URLs como estas, en lo que lo único que cambiaría sería la foto o las medidas:

  • Balón de pilates ‘pro41X’ amarillo: http://deporteatope.com/pelotas/balonpro41X.html?color=amarillo
  • Balón de pilates ‘pro41X’ XL http://deporteatope.com/pelotas/balonpro41X.html?talla=xl

Para Google, estas URLs podrían catalogarse como contenido duplicado por lo que nuestra recomendación sería establecer en el <head> el siguiente canonical en cada una de ellas:

<link href="http://deporteatope.com/pelotas/balonpro41X.html" rel="canonical>

También son URLs parametrizadas aquellas que creamos para trackear campañas o las que llevan un etiquetado de AdWords. Es decir, tienen los parámetros ?utm_ o ?gclid. Por ejemplo: http://www.humanlevel.com/articulos/google-adwords/nuevos-informes-graficos-en-google-adwords.html?utm_source=facebook&utm_medium=redessociales&utm_content=antoni&utm_campaign=articulos

En el primer enlace del apartado referencias encontraréis diferentes usos del elemento de enlace canonical.

Referencias

Cómo usar URLs canónicas

Cómo utilizar la etiqueta rel=”canonical” en las páginas de productos

¿Te ha gustado el artículo? ¡Compártelo!