Cómo es la auditoría de una cuenta Google AdWords

La auditoría de una cuenta de Google AdWords comprende su análisis y verificación por parte de personal experto y certificado por Google que gestiona diariamente campañas en la plataforma. Gracias a un exhaustivo análisis de los apartados más importantes de la cuenta, se detectarán las deficiencias que afectan a su rendimiento y que tienen como consecuencia directa la disminución de la rentabilidad y del éxito de las campañas.
El plan de trabajo consta de la revisión de las secciones más importantes de la cuenta, de las cuales dependen las campañas para que funcionen de forma eficaz y rentable.
Los principales apartados a comprobar son:

  • Objetivos y estrategia.
  • Cuenta, campañas y grupos de anuncios.
  • Anuncios y palabras clave.

El análisis se realizará teniendo en cuenta la estrategia, el presupuesto de inversión y los objetivos definidos.

El principal propósito de la auditoría es detectar los problemas que está sufriendo la cuenta. Estos serán identificados y reflejados en un completo informe organizado por secciones.
En los puntos analizados dónde se detecte alguna deficiencia, se plantearán recomendaciones para solucionar o mejorar la problemática.
Además, se realizará una valoración concluyente sobre los resultados obtenidos en la auditoría.

Ventajas de realizar una auditoría a una cuenta de Google AdWords

Detectar problemas

Con la auditoría de una cuenta de AdWords se detectarán los principales problemas de la cuenta que impiden que las campañas obtengan mejores resultados.

Encontrar soluciones

Para mejorar los resultados de la cuenta además de identificar los problemas, nuestros expertos recomendarán y ejecutarán las mejores medidas para dar solución a cada uno de ellos.

Mejorar la calidad de la cuenta

Aplicando las soluciones recomendadas el funcionamiento de las campañas, éstas serán más eficientes por lo que la calidad de la cuenta mejorará obteniendo costes más bajos.

Aumentar el ROI

Unas campañas más eficientes mejorarán la calidad de la cuenta y su vez provocará un aumento de conversiones con costes más contenidos, lo que se traduce en un aumento del ROI.